El festival PHotoEspaña consagra el magisterio de Cristina García Rodero

El certamen reconoce el poder «poético y pasional» de las imágenes de la «matriarca» de la fotografía española

.

Madrid / Colpisa

Cristina García Rodero (Puertollano, 1949), la matriarca de la fotografía española, ha visto confirmado su magisterio con el galardón mayor de PHotoEspaña. En su 20.ª edición, el festival reconoce el conjunto de una obra que ha convertido a su autora «en referente de la historia de la fotografía española contemporánea». Dueña de todos los premios posibles, reconocida internacionalmente y en la nómina de la mítica agencia Magnum, lleva casi medio siglo escudriñando el alma humana a través del visor de su cámara.

PHotoEspaña consagra así la intachable carrera de García Rodero, a quien reconoce como «una de las fotógrafas más destacadas del panorama internacional contemporáneo». Su trabajo es una «obra monumental sobre las tradiciones ancestrales del hombre», según el jurado que la eligió. «Atraída por los contrastes del ser humano, se acerca a los escenarios con un estilo poético, desarrollando un relato pasional, de gran fuerza emocional, subrayado, normalmente, por el uso del blanco y negro», dice el fallo. Positivadas en grandes formatos, las fotos de García Rodero atrapan el alma de sus modelos y conmueven la del espectador, al que muestra ora la alegría desbordada de vivir, ora la tristeza sin cuento de la muerte.

Todo ello se puede apreciar en la sección oficial de PHotoEspaña, en la que García Rodero participa con Lalibela, cerca del cielo. Es un proyecto que documenta el conjunto de iglesias medievales que alberga la ciudad etíope y que la fotógrafa visitó varias veces entre los años 2000 y 2009. Un trabajo en el que regresa a sus claves etnológicas y al blanco y negro que había dejado de lado en sus últimos proyectos en la India. La Fábrica ha editado un libro con las imágenes que se exhiben hasta el 30 de julio en el Centro Cultural de la Villa Fernán-Gómez.

Licenciada y profesora de Bellas Artes, García Rodero ha protagonizado una trayectoria jalonada de grandes premios otorgados en todos los rincones del planeta. Ganó su lugar de privilegio fotografiando escenas, tipos y tradiciones de la España más ancestral desde mediados de los sesenta. Insistía luego en la misma visión en toda la Europa mediterránea, para acabar ampliando su campo de acción a todo el orbe, de Haití a Ucrania, pasando por Etiopía o Cuba. Una labor que reconocía Magnum, la legendaria agencia que recibió con García Rodero en el 2009 a su primer miembro español desde su fundación en 1947. Trabajó antes con la Agencia Vu (1989-2005) y está representada por la Galería Juana de Aizpuru.

Con este galardón entra además en el selecto club de los maestros premiados por PHotoEspaña: Harry Gruyaert, Paz Errázuriz, Ramón Masats, Bernard Plossu, Alberto García-Alix, Thomas Ruff, Graciela Itúrbide, Malick Sidibé, Martin Parr, Robert Frank, Hiroshi Sugimoto, William Klein, William Eggleston, Helena Almeida, Nan Goldin, Duane Michals, Chema Madoz, Luis González Palma y Josef Koudelka.

Licenciada en pintura en 1972 por la facultad de Bellas Artes, Cristina García Rodero recibía un año después una beca de creación de la Fundación Juan March. Fue el inicio de su trabajo de documentación sobre las fiestas, costumbres, tradiciones y ritos que han sobrevivido durante siglos y a través de los cuales mostraba el contraste de la España moderna con la profunda en una indagación etnofotográfica de hondo interés por el comportamiento humano con la que forjó su estilo poético de gran fuerza emocional.

Votación
3 votos
Comentarios

El festival PHotoEspaña consagra el magisterio de Cristina García Rodero