La OSG celebra con Beethoven sus 25 años

La Sinfónica interpreta las nueve sinfonías y exhibe el calado de su proyecto musical y educativo

;
«Todos queríamos la mejor orquesta de España» El músico Jozef Kramar y el jefe de producción José Manuel Queijo cumplen 25 años en la Orquesta Sinfónica de Galicia. Recordamos con ellos los inicios, sus mejores recuerdos y las anécdotas que atesoran.

A Coruña / la Voz

Beethoven estará en la celebración de los 25 años de la Orquesta Sinfónica de Galicia. Este cuarto de siglo de la formación hay que contarlo con música. Y de la grande. Por ello, el Consorcio para la Promoción de la Música, del que depende la Sinfónica, ha programado las nueve sinfonías. Las dos primeras sonarán mañana, viernes, con una OSG dirigida por Dima Slobodeniouk. Es el director artístico que llegó después de los casi veinte años en que ocupó el puesto Víctor Pablo Pérez.

La soprano Ainhoa Arteta, que actuará los días 21 y 22 en el Palacio de la Ópera en el concierto de la Novena de Beethoven, admira la formación puesta en marcha por el entonces alcalde Francisco Vázquez y el edil de Cultura José Luis Méndez Romeu, y hace un símil futbolístico: «La Sinfónica de Galicia es como el Barça, pero a nivel de orquesta. Me parece una labor única, importantísima. No sé a qué estamento habrá que dirigirse, pero personalmente me gustaría decirles que Galicia debe sentirse muy orgullosa porque tiene una orquesta joven y una de niños. Y esto es importantísimo». Así lo afirmaba después de asistir a los ensayos de estas últimas formaciones, que dirigen Enrique Iglesias y Jorge Montes, profesores e instrumentistas de la Sinfónica. 

Más que una orquesta

Y es que desde aquel 4 de mayo de 1992 en el que los 75 profesores elegidos entre 968 de todo el mundo empezaron a ensayar, a la OSG le han ido creciendo diversas ramas hasta convertirse en «un proyecto musical y educativo», como lo califica su gerente, Andrés Lacasa. El día 15 de mayo del año de la Expo y las Olimpiadas de Barcelona dieron su primer concierto aquellos músicos de 14 nacionalidades y, un cuarto de siglo después, el próximo lunes interpretarán las sinfonías números 4 y 7 de Beethoven. De aquella formación continúan algunos, dentro de un plantel de 85 músicos. Uno de ellos es el violinista de Albania Florian Vlashi Velaj, que apunta varios momentos estelares de estos 25 años: «Cuando hemos tocado en Musikverein, de Viena; trabajando con Lorin Maazel o colaborando con Boulez...». No obstante, matiza: «Yo creo que el mejor momento es cada día tocando juntos cuando entramos, como en un catedral de sonido, dentro de una obra maestra de Beethoven, Debussy, Webern... Eso es la poética de un músico, es nuestra bendición».

En cambio, este violinista, con alma de poeta, tiene muy claro cuál ha sido el peor momento de este cuarto de siglo: «Sin duda, cuando hemos perdido nuestro querido compañero y gran violonchelista David Ethève. Fue en el diciembre pasado. A partir de aquel día el sonido de nuestra orquesta cambió para siempre». 

En las cuevas de Zugarramurdi

Otro de los que ha estado desde el inicio en la Sinfónica ha sido José Manuel Queijo, el jefe de producción, que tiene muy claro cuál ha sido el peor momento: «Durante una gira por Alemania con el Carmina Burana y el Orfeón Donostiarra, tenían una información equivocada y el escenario no nos valía». Eran 250 y no cabían. Pero finalmente tuvo lugar el concierto: «Arreglamos porque somos españoles y arreglamos», dice riéndose. En cuanto al mejor momento, en cuanto a conciertos, anota raudo: «Uno que hemos hecho en las cuevas de Zugarramurdi, en Navarra, que fue espectacular, espectacular».

En el recuento de los «supervivientes» puede verse una parte de eso que en algún momento el anterior director artístico de la Sinfónica calificó como una «fantasía coral» de los 20 países de procedencia de los músicos. Así, están el violinista alemán Gertraud Brilmayer-Graser; Petur Eiriksson, trombón bajo principal, que es de Islandia; Josef Kramar Kocian, viola, natural de la extinta Checoslovaquia; el arpa principal Celine Landelle, francesa; la rusa Eugenia Petrova, viola principal; el contrabajo, también ruso, Sergiy Rechetilov; Scott Hardy, violonchelo, de Estados Unidos, y personal de administración como José Antonio Anido, Alberto García Buño (contable) y Ángeles Cucarella López, coordinadora general.

 

Conciertos en Vigo, Ferrol y Santiago y ahora en villas de la provincia coruñesa

La Orquesta Sinfónica de Galicia ofrece durante esta temporada 14 programas sinfónicos fuera de su sede habitual, en el Palacio de la Ópera de A Coruña; ocho serán en Vigo, cinco en Ferrol y uno en Santiago. Además, ayer, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, como presidente del Consorcio para la Promoción de la Música, y el presidente de la diputación coruñesa, Valentín González Formoso, firmaron un acuerdo para la financiación de las actividades de la OSG, sus distintas formaciones y los proyectos didácticos. La aportación será de un máximo de un millón y medio de euros, siendo el presupuesto de la programación de la Sinfónica de 2.120.000 euros.

Mientras Formoso destacaba la importancia de la aportación económica y el objetivo de «achegar a mellor música clásica interpretada por esta prestixiosa formación orquestral a todos os públicos e aos concellos da provincia», la responsable de cultura del ente provincial, Goretti Sanmartín, detallaba que dicho convenio «está a buscar a posibilidade de colaborar cos concellos de Narón, Carballo, Melide, Culleredo, Rianxo, Betanzos, Arteixo, Sada e Vimianzo». 

Motor de formación musical

Sanmartín destacó la labor de las distintas formaciones de la OSG como «motor de formación musical que pode ser fundamental á hora de conseguir que a música clásica chegue a distintos públicos, con espazos que faciliten os concertos». Por ello, aludió a los programas formativos «que están a dar oportunidade a moitos nenos e nenas para que se inicien na música e logo integrarse nas distintas agrupacións».

Más que una orquesta

Andrés Lacasa | Gerente. Impulsó el proyecto social Resuena, junto con Abanca, en el cual se forman niños y jóvenes en riesgo de exclusión.

Dima Slobodeniuk | Director artístico. Capaz de ponerse la capa de Darth Vader en un concierto de música de cine, está invitado a dirigir este verano en Berlín.

Joan Company | Director de coros. El coro se formó en 1998 y su director destaca que fue la primera orquesta que apostó por un colectivo amateur.

Alejandro Sanz | Director OJSG. La Orquesta de Niños y la Orquesta Joven de la OSG están en la plataforma educativa Son Futuro.

Enrique Iglesias | Orquesta de niños. Es responsable de formación, junto con Jorge Montes, de los 83 niños y niñas de 6 a 15 años de la orquesta infantil.

D. García Artés | Director musical. Es el responsable del coro joven, creado en el 2005 y del que forman parte 35 jóvenes de 13 a 21 años.

José Luis Vázquez | Coro de niños. Son 50 niños y niñas de 10 a 14 años. Debutó en el año 2000 y de él se nutren los otros coros.

Juan Durán | Compositor. La OSG incluye cada temporada obras de autores gallegos en su repertorio y en marzo estrenó Troula, de Durán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La OSG celebra con Beethoven sus 25 años