«Queremos más público de Galicia»

Dice que la muestra de Miró atrae a muchos visitantes gallegos y que, a pesar de la crisis, la gente tiene «hambre de cultura»


redacción / la voz

Suzanne Cotter (Melbourne, Australia, 1962) está al frente de una de las puntas de lanza de la cultura portuguesa. Es la directora del Museo de Arte Contemporáneo Serralves desde el 2012.

La exposición Joan Miró: Materialidade e Metamorfose, que estará abierta hasta el 4 de junio, atrae a Oporto a miles de visitantes. Las piezas del artista catalán estuvieron a punto de ser vendidas por el Estado portugués, pero han encontrado su casa.

-¿Sirve Miró de gancho para el público gallego?

-La exposición de Miró ha contribuido de forma definitiva a lanzar el museo, sin duda. Es un nombre reconocible, español. Muchos visitantes gallegos han venido a la muestra y creemos que gran parte querrá volver a Serralves para conocer otras exposiciones, otros artistas.

-Se puede decir que se ha cerrado el debate sobre la venta de estas obras de Miró.

-Sí, desde que se abrió la exposición y el primer ministro portugués, Antonio Costa, anunció que la obra se quedaba. La idea es que esta colección permanezca en el museo, con nosotros. Presentaremos la obra de diferentes formas, en distintas exposiciones. En este sentido, abordaremos colaboraciones con instituciones españolas. Estamos trabajando en el desarrollo de nuevas formas de exhibición. La idea es que más público de Galicia, de Portugal y del resto del mundo tenga la oportunidad de conocer estos trabajos.

-Le toca gestionar cultura en tiempos de crisis. ¿Cómo se enfrenta a esta situación?

-Esto nunca ha sido fácil para mí. Llevo cuatro años y siempre ha sido difícil. Pero somos afortunados y tenemos muchos apoyos de instituciones y patrocinadores. Eso es muy importante, porque la cantidad de dinero que recibimos del Estado es relativamente pequeña. Trabajamos muy duro, queremos ser ambiciosos porque el público lo merece.

-¿El arte queda relegado a un lugar secundario en tiempos de crisis?

-No. Mi impresión es que en lugares como Portugal o España la gente, incluso en los momentos difíciles, aprecia mucho la cultura. En esta cuestión es muy importante el papel de la escuela, de la educación. Más que nunca, la gente quiere recibir inspiración. Nunca ha habido tantas actividades culturales en la ciudad de Oporto, no solo en Serralves. La gente tiene hambre de cultura. La gente aprecia que el lugar en el que vive presente una oferta rica en ese sentido. Tú no solo tienes oportunidad de acceder a obras y actividades interesantes si tienes dinero y vas a París o a Londres, puedes encontrar cosas interesantes en otros muchos lugares.

-Precisamente usted ha trabajado Londres, Nueva York. ¿Es muy diferente su labor en Oporto?

-Sí, muy diferente. Cada sitio en el que estás es relevante. Me siento muy afortunada por dirigir este museo. Tenemos un público extraordinario. Queremos más publico de Galicia y del resto de España.

-Organizan anualmente «Serralves em Festa», ¿en qué consiste?

-Se celebra en junio, son 40 horas de actividades culturales de forma ininterrumpida. Es un evento extraordinario. Vienen miles de personas a disfrutar con actuaciones, conciertos, música clásica y contemporánea, danza, talleres... Está dirigido a todo tipo de audiencia, incluidos los niños. Es una fiesta muy popular, pero con contenidos de gran calidad.

-Colecciones de Serralves se exhiben este año en ciudades como Valencia y Santander. ¿Tienen pendiente algún proyecto relacionado con España?

-Tenemos un proyecto con el artista catalán Daniel Steegmann Mangrané, que vive en Brasil. Pero queremos trabajar más con instituciones españolas y hacerlo de forma más continua.

-¿Alguna exposición que le gustaría llevar a Serralves?

-Me encantaría hacer una gran exposición de Richard Serra. Pero no voy a decir mucho más...

-¿Cuál considera que es su asignatura pendiente al frente del museo?

-Me gustaría que fuera de Portugal pudieran conocer mejor todo el trabajo que hacemos en Serralves. 

«El arte no es algo que simplemente se mira, hay que sentir»

El francés Philippe Parreno es, junto con Joan Miró, el otro gran protagonista de Serralves. Con A Time Coloured Space ocupa todas las salas del museo y juega con el edificio. Globos que cuelgan, luces cambiantes, rutinas creadas por ordenador... Suzanne Cotter reconoce que montar una exhibición así es un desafío.

-Para esta muestra pensaron en cosas que nunca habríamos imaginado. Es algo muy poderoso. Hay exposiciones que son tradicionales, pinturas colgadas, pero esta es más radical. Cuando hablamos de arte contemporáneo, es importante que el público experimente los diferentes tipos de arte. Y ahí entran las distintas generaciones. Las más jóvenes están influidas por el mundo digital y por eso viven de otra forma este tipo de exposiciones. Su visión no es igual a la de sus abuelos y sus padres.

-Sentir, no solo ver.

-Exacto, sentir. El arte no es algo que simplemente se mira, hay que sentir. Está relacionado con el volumen, con el espacio, el sonido, los cambios de luz. Hablamos de una visión más poética del arte.

-Parreno hace que el museo cobre vida, parece una casa encantada.

-Sí. Aunque yo veo el museo más como un Frankenstein. Como una máquina. Está animado por una fuerza que maneja la música, el espacio, la luz...

-Hablaba de diferentes generaciones. ¿Cuál cree que es la reacción del público más mayor ante muestras más rompedoras?

-No estoy segura. Posiblemente una muestra como la de Parreno sea atractiva para la gente a la que le interese la ciencia, la tecnología, la música... Para otros será un tanto extraña. Yo recorrí la exposición con Álvaro Siza Vieira y él dijo que es la muestra más visionaria que ha visto jamás. Porque él, que es el arquitecto del museo, nunca lo había visto actuando de esta manera, manejado por un artista de esa forma. Todo depende de la sensibilidad de cada uno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Queremos más público de Galicia»