Asunta Rodríguez: «Mejor ser moderna que ser joven»

La directora de la galería de arte Trinta de Santiago cree que «hay artistas, galerías o movimientos que están sobrevalorados»


«Tutéame, por favor. Soy rabiosamente joven», me dice Asunta Rodríguez (Sober, 1965), en la primera conversación telefónica para establecer la cita. Cuando nos vemos, en el despacho de la galería Trinta, un templo del arte moderno en Galicia, se muestra alegre, espontánea y fumadora, muy fumadora. Tras el inevitable reproche sobre la presunta falta de atención de la prensa a la causa de la modernidad, entramos en materia.

-¿Cómo era de pequeña?

-Yo creo que siempre viví una contradicción porque, frente al espíritu práctico de mis padres, a mí siempre me interesaron las cosas inútiles y bonitas. Estudiaba muchísimo y tenía la sensación de que nunca cumplía las expectativas. Yo nací cuatro años después de la muerte de un hermano y sentía esa necesidad de complacer. Estudiaba sin parar.

-Sacaría buenas notas.

-Buenísimas. Siempre fui muy trabajadora. Recuerdo una anécdota de cuando iba a las monjas. Sería en segundo o tercero de primaria. Teníamos un libro de lecturas con unas ilustraciones maravillosas. A mí me fascinaba aquel libro, pero no podíamos llevarlo a casa. Un día contravine las normas y me lo llevé, pero al día siguiente me olvidé de llevarlo a clase. Me castigaron llevándome a la clase de parvulitos. Imagínese, me castigaron por interesarme por la lectura. La antidocencia.

-¿Cuándo se hizo moderna?

-No creo que lo moderno tenga que tener un aspecto de moderno. Tú te sientes fascinado por un lenguaje y por el pensamiento de determinadas personas. Hay una frase de Picasso que dice que hacen falta muchos años para ser realmente joven. Es una frase que encaja perfectamente conmigo.

-Por cierto, ¿qué es mejor, ser joven o ser moderno?

-[Se lo piensa un poco]. Mejor ser moderna que ser joven. Y cuanto mayor soy, me siento más joven y más moderna, porque voy perdiendo complejos.

-¿Llevar una galería de arte era más fácil antes?

-Sí. Era tan difícil que todos los vicios se convertían en virtud. Todo lo que hacíamos tenía una gran acogida. Había días que teníamos sesenta visitantes. Si conseguimos eso hoy en una inauguración, decimos que es una inauguración fantástica.

-Esto no le va a gustar, pero ¿no hay un poco de postureo, de esnobismo en el arte moderno?

-El arte es inútil, por eso es caro. Y en el arte no hay mentira, pero en el mundo del arte puede haber muchas mentiras. Claro que hay artistas, galerías o movimientos que están sobrevalorados. Estamos en un momento muy delicado para el arte contemporáneo; vivimos en una burbuja completamente enloquecida.

-¿De quién le hubiera gustado ser galerista?

-De Maruja Mallo. Hubiera sido muy divertido y me hubiera permitido conocer a alguien intelectualmente formadísima y que hizo tanto por su libertad como persona y como artista.

-¿Hay alguna circunstancia en la que no vendería una pieza? ¿A alguien rico e ignorante, por ejemplo?

-Hoy por hoy no puedo hacerlo. Si pudiera hacerlo significaría que soy completamente libre. Mis clientes me gustan todos, pero a lo que debe aspirar un buen galerista es a escoger sus clientes para sus piezas.

-¿Con quién compartiría antes una cena, con Errejón, Iván Ferreiro, Bertín Osborne o Albert Rivera?

-Ja, ja, ja. Con Íñigo Errejón.

-¿Qué es Telegram?

-¿Telegram? ¿Qué es Telegram?

-Una aplicación de mensajería. Como WhatsApp.

-Ah, bueno. Entonces no me importa no saberlo.

-¿Quién es Sergio Ramos?

-[...] ¿Un futbolista?

-Correcto. ¿Con qué se divierte?

-Leer y el cine. Me gusta la jardinería también. Y también hago patchwork.

-¿...?

-Patch es retazo y work, trabajar. Se trata de coser retales. Hago colchas, cojines... Es muy creativo.

-¿Cuál es el lugar más hermoso que ha visitado?

-Yo creo que la Ribeira Sacra. Los Balcones de Madrid son uno de los lugares más alucinantes que he visto en mi vida.

-¿El hombre más atractivo que conoce?

-Mi marido, sin duda.

-La canción de Asunta Rodríguez.

-My baby just cares for me, de Nina Simone.

-¿Qué es lo más importante en la vida?

-Sentirse acompañado. Saber querer. Querer y que te quieran.

-Fuma mucho, ¿eh?

-Son malos tiempos para dejar de fumar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Asunta Rodríguez: «Mejor ser moderna que ser joven»