¿Natalie Portman o Emma Stone? El gran duelo de los Oscars este año es femenino

Los papeles de la viuda de América Jackie Kennedy, y el de Mia, una joven aspirante a actriz en el ingrato Hollywood son los grandes aspirantes al premio de mejor actriz


Redacción

Si en anteriores ediciones de los Oscars, la categoría de mejor película es la que solía centrar la mayor parte de la atención, en esta ocasión la batalla entre Natalie Portman y Emma Stone como mejor actriz -con permiso del resto de candidatas- es la que está acaparado prácticamente todas las miradas. Y es que ambas actrices están sublimes en sus interpretaciones en Jackie y La La Land. La primera enfundada en el papel de Jackie Kenedy ya como viuda de América, y la segunda como Mia, una joven aspirante actriz en el difícil mundo plagado de sueños rotos que es Hollywood.

Desde que se anunciaron las candidaturas a los Oscars el pasado 24 de enero, los nombres de Emma Stone y Natalie Portman se situaron a la cabeza de la carrera por la estatuilla a mejor actriz por delante de Ruth Negga, Meryl Streep e Isabelle Huppert, y eso a pesar de que esta última se llevó el Globo de Oro como mejor actriz dramática por delante de la protagonista de Jackie para sorpresa de muchos. Pero la crítica, el público y los expertos coinciden en situar los papeles de ambas como las mejores interpretaciones del año y como las únicas candidatas al galardón más prestigioso de la industria del cine.

Natalie Portman llega a la carrera por el Oscar tras ponerse en la piel de Jackie Kenedy en la cinta de Pablo Larraín. La actriz de origen israelí se convierte en la primera dama de Estados Unidos en el peor momento de su vida, tras la muerte prematura en 1963 de John F. Kenedy, y lo hace encarnado y transmitiendo a la perfección los sentimientos encontrados de dolor y odio a los que tuvo que enfrentarse durante las semanas posteriores al asesinato de su marido para tratar de mantener vivo su legado. Natalie Portman se postula al Oscar como mejor actriz con una actuación emocionante y profunda, en la que todo resulta perfecto, desde su tono de voz al brillo de sus ojos o el temblor nervioso de su mandíbula escena a escena.

A Hollywood le suele gustar premiar los papeles de personajes reales con cierto transfondo interior y capaces de mostrar caras ocultas y desconocidas para el público, y el de Jackie Kennedy cumple con todas las características, además de contar con el impulso que supone interpretar a una de las novias de América.

Para Natalie Portman esta es su segunda nominación al Oscar como mejor actriz. En su primera oportunidad ya se alzó con la estatuilla por el papel interpretado en el 2010 en el thriller psicológico Cisne negro. En su filmografía destacan otras grandes interpretaciones como en Closer, V de Vendetta, su papel de la reina Amidala en la saga Star Wars o incluso su debut en la gran pantalla a los 13 años con León.

Y si hay alguien que pueda arrebatarle el Oscar a Natalie Portman, esa es Emma Stone, que llega a la carrera por el galardón más importante de la industria del cine avalada por el Globo de Oro como mejor actriz de comedia/musical y el éxito rotundo cosechado por La La Land en medio mundo desde su estreno.

En la cinta de Damien Chazelle La La Land, Emma Stone da vida a Mia, una joven aspirante a actriz que llega como tantas otras a la meca del cine con el sueño y la intención de triunfar, y que se ve obligada a soportar rechazos y humillaciones prácticamente constantes. Pero su suerte y su vida empiezan a cambiar cuando conoce a un joven pianista de jazz que quiere abrir su propio club y del que se enamora.

De la unión de todo eso ha surgido un musical que ha conquistado a crítica y público y que llega a los Oscars como la gran candidata a convertirse en la triunfadora de la gala gracias a sus 14 nominaciones. Emma Stone se postula con firmeza al galardón de mejor actriz con una actuación sobresaliente, en la que además baila y canta de forma brillante llegando incluso a apoderarse de la pantalla y a eclipsar en muchos momentos a su compañero de reparto Ryan Gosling.

Y si hay algo que a la Academia del cine de EE. UU. le gusta más que premiar los papeles de personajes reales, es recompensar las cintas en las que se hace un homenaje a la propia industria del cine. Y La La Land es el mejor tributo que se le ha hecho en los últimos años gracias a la forma en la que se recrea la historia a modo de película de los años 30 y a las continuas referencias visuales a películas icónicas de Hollywood.

En caso de salir triunfadora en la ceremonia del próximo 26 de febrero, Emma Stone se llevaría a casa su primer Oscar, ya que en su anterior nominación en el 2014 por Birdman, aunque en esta ocasión como mejor actriz de reparto, el galardón recayó finalmente en Patricia Arquette por su papel en Boyhood. Sin embargo, este año todo podría cambiar. Y es que la protagonista de La La Land llega avalada por el Globo de Oro y el Bafta, lo que muchos consideran una señal inequívoca de que terminará por llevarse el Oscar.

Natalie Portman o Emma Stone. Dos actrices con méritos más que suficientes y un solo premio en la ceremonia que el próximo 26 de febrero acogerá el Teatro Dolby de Los Ángeles. Pero sea quien sea la que se lleve el Oscar a la mejor actriz por cualquiera de las interpretaciones, quien ha ganado ya es el cine.

Votación
4 votos
Comentarios

¿Natalie Portman o Emma Stone? El gran duelo de los Oscars este año es femenino