La excelencia románica del mestre Mateo preside el Museo del Prado

pacho rodríguez MADRID

CULTURA

BENITO ORDOÑEZ

La exposición es la primera monográfica de la galería dedicada a un artista gallego

29 nov 2016 . Actualizado a las 08:00 h.

«A la altura de Las Meninas». Así definió Miguel Falomir, director del conservación del Museo del Prado, la exposición Maestro Mateo, que hasta el 26 de marzo podrá ser vista en la pinacoteca más importante de España y que reúne once esculturas correspondientes al trabajo escultórico realizado por el artista entre 1168 hasta la consagración de la catedral de Santiago en 1211. Si excepcional es la obra de Mateo, considerado el escultor español más importante de la historia, lo es también el hecho de que, por primera vez, estas piezas han salido de Galicia.

El mestre Mateo, la fachada del pórtico de la Gloria, el coro pétreo de la catedral y El Pórtico de Galicia son los hilos argumentales en los que se estructura esta muestra que ayer fue inaugurada y que permiten percibir el valor y la trascendencia de lo realizado por el mestre Mateo. La exposición ha sido impulsada por la Real Academia Galega de Bellas Artes, la catedral de Santiago y el propio Prado, y ya ayer fascinó a los asistentes tanto en la presentación matinal como en la inauguración llevada a cabo por la tarde. 

BENITO ORDOÑEZ

Obra por rescatar

Ramón Yzquierdo, comisario de la exposición, y un experto al máximo nivel y sobre el terreno en la obra del mestre Mateo, además de asegurar la posibilidad de que en la catedral compostelana aún haya obra por rescatar, destacó que «es la primera exposición de escultura románica presente en el Museo del Prado, la primera monográfica que se realiza del mestre Mateo y la primera también monográfica que se puede ver en el Prado de un artista gallego», para realzar también como hitos que desde hoy y hasta el mes de marzo podrán ser visitados por el público. «El mestre Mateo pertenece a Galicia y Galicia pertenece al mestre Mateo», también indicó Yzquierdo para remarcar cómo la figura del gran creador, desde su labor impulsada durante la monarquía leonesa, tal y como puntualizó, lo convierte en gran referente de la escultura y la arquitectura gallega aunque luego su repercusión e importancia se sitúe en el más alto nivel internacional.