Galicia festeja el centenario de Cela con una muestra de la vitalidad de su legado

La medalla del premio Nobel, dibujos de Picasso y parte de sus manuscritos destacan en una exposición que reúne seiscientas piezas y se inaugura hoy en el museo del Gaiás


Santiago / La Voz

El 16 de mayo de 1916 nacía en Iria Flavia (Padrón) Camilo José Cela. Cien años más tarde, la Xunta, la Fundación Pública Camilo José Cela, Acción Cultural Española y la Fundación Cidade da Cultura han organizado una exposición en el Museo Centro Gaiás que descubre las múltiples facetas de una de las personalidades de referencia de la literatura española y muestra una figura de gran vitalidad. Esta exposición incluye buena parte del material cedido por su fundación el pasado verano para la retrospectiva de la Biblioteca Nacional de España, aunque en esta ocasión se ha incidido especialmente en la influencia que Galicia tuvo en su vida, su obra y su ingente legado.

Tras la historia del Nobel de literatura de 1989 está la de un escritor prolífico, que también trabajó como pintor, editor, coleccionista y hasta actor, unos oficios a lo que Cela llegó, según relata Adolfo Sotelo Vázquez, comisario de la exposición y uno de los mayores expertos en la figura del ilustre padronés, como una fuente de ingresos alternativa a la literatura tras la censura de su obra La colmena, ya que Cela la planteó como la primera parte del proyecto Caminos inciertos, que nunca llegó a ver la luz.

Personaje poliédrico

El trabajo de Sotelo Vázquez permite conocer a un personaje «poliédrico» cuya costumbre de guardarlo absolutamente todo y hacer copia de cuantos textos surgieron de su puño y letra permite adentrarse «en un océano» en el que, como si de una indagación arqueológica se tratase, oculta tesoros para esta y para unas cuantas generaciones más.

Tras bucear en un mar ingente de objetos y documentos, la exposición Camilo José Cela 1916-2016. O centenario dun Nobel. Un libro e toda a soidade selecciona seiscientos objetos que permiten conocer desde el rostro de la madre del autor, una fotografía de su infancia y la evolución de su escritura, siempre a mano y con múltiples correcciones, salvo en La familia de Pascual Duarte, su primer gran fruto literario.

La mochila y varios objetos que utilizó para documentarse en su Viaje a la Alcarria, tienen un espacio destacado en el museo, que exhibe también distintas fotografías y cuadros de momentos especiales de su vida, como la boda con su primera esposa, su ingreso en la Real Academia Española y la recogida de los premios Nobel y Cervantes, aunque en este caso la exposición añade ya soportes audiovisuales. También pueden verse imágenes de su breve y poco exitosa etapa como actor, salvo su pequeño cameo en la adaptación de La colmena en 1982.

De todas sus publicaciones destaca un ejemplar, una primera edición de valor incalculable de Gavilla de fábulas sin amor, ilustrado con 32 dibujos de Picasso, de quién también se expone una botella con su firma. Este no es el único envase que forma parte del recorrido centenario, prueba ineludible de su interés por coleccionar prácticamente todo, hasta el punto de que en su legado de documentos y cartas hay copias de esquelas de personajes históricos, de mascotas y hasta de anuncios por palabras de venta de pisos.

La medalla original que recogió al recibir el premio Nobel de Literatura, la distinción que le fue entregada con motivo de su ingreso en la Real Academia Española y tres de los trajes que vistió como doctor Honoris Causa de varias universidades -acumuló cuarenta títulos- están a la vista del público; los visitantes pueden comprobar el lugar destacado del traje académico de la Universidade de Santiago, el más utilizado de todos.

Fotografías en la ducha, caricaturas, portadas de diarios

De que Camilo José Cela fue un hombre de su tiempo y una figura mediática quedan muestras infinitas. Y una parte de ellas complementan la exposición que hoy abre en el Gaiás -y que podrá visitarse hasta el 19 de febrero del 2017-. De su faceta de personaje público destaca, por ejemplo, una serie de fotografías tomadas el día de su ingreso en la Real Academia Española en las que hasta se le ve en la ducha y vistiéndose como un torero antes de salir al ruedo. Las portadas de los principales periódicos de España y de diarios de todo el mundo con motivo el día de la concesión del Nobel ilustran el conocimiento internacional de su obra y su figura. Las caricaturas, muchas derivadas de su vertiente de hombre polémico, y sus artículos sobre temáticas de todo tipo expanden en el Gaiás su inmenso legado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Galicia festeja el centenario de Cela con una muestra de la vitalidad de su legado