Londres explora la huella de Caravaggio en sus contemporáneos y sus seguidores

Muestras en Nueva York y Wiesbaden indagan también la influencia del revolucionario arte del pintor milanés


Redacción / La Voz

Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610) está de moda. Vivió solo 39 años y no tenía taller propio ni discípulos. Y, aunque apenas salió de Italia, la influencia de su revolucionario arte no dejó de crecer. El llamado caravaggismo o tenebrismo, marcado por la técnica del claroscuro, dejó una familia de seguidores (no únicamente entre sus contemporáneos) de lo más heterogénea. Esa poderosa huella es lo que trata de rastrear la National Gallery de Londres con la muestra Beyond Caravaggio [más allá de Caravaggio], en la que pueden verse seis lienzos originales del maestro milanés flanqueados de casi medio centenar de obras de otros artistas que se inspiraron en su pincelada. «La exposición confirma lo fuerte que fue la influencia de sus revolucionarias pinturas, que fueron muy elogiadas y a la vez condenadas por sus contemporáneos, en decenas de artistas de toda Europa y cómo iniciaron un fenómeno internacional», asegura Gabriele Finaldi, director de este museo británico.

Pero no solo Londres ha puesto su vista en el visionario genio italiano. El proyecto de Finaldi coincide con otras dos muestras que indagan su huella. El MET de Nueva York se ha centrado en uno de sus imitadores, quizá el mejor entre los franceses. Hasta el 16 de enero exhibe la muestra Valentin de Boulogne. Beyond Caravaggio [Valentín de Boulogne. Más allá de Caravaggio]. Otro artista este de corta vida (1591-1632) y que dejó una producción reducida; de hecho, el museo neoyorquino muestra 41 de las 60 pinturas conocidas. Pintor olvidado, fue rescatado en la primera década del siglo XX, a la par que se revitalizaba el prestigio de Caravaggio.

De regreso a esta orilla del Atlántico, en Alemania, el Landesmuseum de Wiesbaden reúne más de 200 piezas en su exposición El legado de Caravaggio, que pone el foco sobre las grandes obras del barroco napolitano -etapa dorada de la pintura italiana que comienza con Caravaggio-, y podrán verse a partir de mañana. «A la fascinación del barroco napolitano contribuye tanto el claroscuro como el realismo despiadado. Las personas son presentadas en una posición en que el espectador tiene la sensación de estar frente a un escenario en el que la imagen está casi congelada», explica el comisario, Peter Forster. Francesco Solimena y Luca Giordano son dos de los hitos de la muestra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Londres explora la huella de Caravaggio en sus contemporáneos y sus seguidores