Cine gallego 2016, excelente añada

La producción autóctona alcanza una cosecha insólita en el ámbito internacional con filmes que obtienen relevantes galardones y presencia en festivales de prestigio

.

Desde el pasado febrero, el cine gallego está viviendo una experiencia sin precedentes. Ha batido su propio récord de presencia en festivales internacionales de prestigio como Cannes, Toronto, Montreal, Locarno, Róterdam, Nueva York, Buenos Aires, Annecy y Busan, entre otros, a los que se suman las citas españolas de San Sebastián, Málaga y Sitges. Los certámenes recibieron en competición o en secciones informativas, a ocho largometrajes y varios cortos, producidos o coproducidos por empresas autóctonas, generando una proyección exterior hasta ahora insólita y que al menos certifica la buena salud creativa y la diversidad del sector en Galicia. Son en su mayor parte producciones que cuentan con ayuda oficial de la Xunta a través de la Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic), siendo además incluidas en el catálogo promocional Films from Galicia, destinado a fijar sello propio en los principales mercados internacionales.

El más madrugador de los reconocimientos fue en febrero para el corto documental Tout le monde aime le bord de la mer, de la gallega Keina Espiñeira, seleccionado en Róterdam como finalista -para competir en su categoría junto a otras seis piezas- por el EFA Short Film 2016 del Cine Europeo, a celebrar en diciembre en la ciudad polaca de Wroclaw. También fue seleccionado para el festival Hot Docs Canada. En abril, el documental Angélica (una tragedia), del pontevedrés Manuel Fernández-Valdés, participó en la sección Panorama del certamen bonaerense Bafici. En mayo le siguió el galardón más relevante hasta el momento, el premio de la Semana de la Crítica para la coproducción de Zeitun Films Mimosas, el neowéstern existencial coescrito y dirigido en el Atlas marroquí por Oliver Laxe, que acaba de presentarlo en Toronto y en noviembre lo llevará al Festival de Cine Europeo de Sevilla y al Busan International Film Festival de Corea del Sur, compartiendo presencia allí con la ópera prima de Nely Reguera. La cinta María (y los demás), en torno a una mujer en crisis vital, está coproducida por Frida Films y su rodaje se realizó en numerosos exteriores de A Coruña. La película fue presentada en San Sebastián, en la sección Nuev@s Director@s, con gran protagonismo de Bárbara Lennie junto a los gallegos José Ángel Egido y María Vázquez.

.

En la Quincena de Realizadores de Cannes figuró entre los once cortometrajes seleccionados el filme animado Decorado, obra del dibujante coruñés Alberto Vázquez, igualmente presente en junio en el prestigioso certamen de Annecy, al que también acudió con el largometraje de trasfondo ecológico Psiconautas, adaptación de su propio cómic y codirigido junto a Pedro Rivero, que está obteniendo numerosos primeros premios en certámenes como el italiano Imaginaria, en Conversano, el FIC Monterrey en México y el Fantasía Festival de Montreal.

Una de las más acreditadas citas del cine de lo real, el FID Marseille, contó en julio con el ya mencionado Mimosas, además del corto Rust, de Eloy Domínguez Serén, cineasta que ganó el Play-Doc de Tui con su documental No Cow on the Ice, grabado en Suecia, en donde el pontevedrés está afincado. 

En la senda del Óscar

También en septiembre, la Dirección del Cine y Audiovisual Nacional de Uruguay (ICAU) elegía para la preselección al Óscar el drama Migas de pan, ambientado en la época de la dictadura (1973-1985), realizado por Manane Rodríguez y coproducido entre la firma gallega Xamalú Films (con el 80 %) y la uruguaya RCI Producciones. Con Cecilia Roth, Justina Bustos y Ernesto Chao al frente del reparto, su estreno mundial se efectuó en el certamen de Montreal.

.

En clave especializada de cine español, el thriller Toro, con ingredientes de road movie, en torno a dos hermanos en apuros, coproducido por Zircozine y dirigido por Kike Maíllo, está protagonizado por los gallegos Luís Tosar y Mario Casas. Concurrió en abril en Málaga y participó en San Sebastián en la sección no competitiva Made in Spain. Este apartado en la Seminci castellana lleva por epígrafe Spanish Cinema y Valladolid también acogerá a Alberto Vázquez con sus animaciones Decorado y Psiconautas. Ya en noviembre, Ignacio Villar y su productora Vía Láctea participarán en el Cinespaña de Toulouse con Sicixia, historia de amor en la Costa da Morte. Simón Casal lo hará en el London Spanish Film Festival con su ópera prima, Lobos sucios, ambientada en las minas de wolframio gallegas durante la II Guerra Mundial y protagonizada por Marian Álvarez y Manuela Vellés, en una coproducción de Agallas Films con capital de Bélgica.

Finalmente, y junto a los cortometrajes antes mencionados, sobresalen, entre otros títulos, A liña política, firmado por Santos Díaz, presente en Locarno; Einstein-Rosen, de Olga Osorio, en Sitges; y Montañas ardientes que vomitan fuego, codirigido por Helena Girón y Samuel Delgado, en el New York Film Festival.

Votación
8 votos
Comentarios

Cine gallego 2016, excelente añada