Un musicólogo español descubre la primera sonata de Vivaldi en una biblioteca de Holanda

El hallazgo de Javier Lupiáñez arroja luz sobre los años del genio italiano como estudiante antes de que se hiciera mundialmente conocido


la haya / efe

El violinista y musicólogo español afincado en Holanda Javier Lupiáñez ha descubierto la primera obra conocida de Antonio Vivaldi en una biblioteca de la ciudad alemana de Dresde, hallazgo que arroja luz sobre los años del genio italiano como estudiante antes de que se hiciera mundialmente conocido.

Todo comenzó en 2014, cuando Lupiáñez preparaba un programa para su grupo basado en piezas sin autor conocido. «Me puse a leer obras del archivo de Dresde, que está digitalizado. Pudimos leer como 72 sonatas anónimas», explica.

En una clase con su profesor ambos discutieron la posibilidad de que una de las obras fuera de Antonio Vivaldi. El musicólogo decidió en ese momento cambiar la tesis de su máster, que preparaba en el Conservatorio de La Haya, en Holanda. Se puso como objetivo investigar si esa sonata y otra del mismo archivo habían sido escritas por el compositor italiano. «Teníamos que comprobar la fuente en sí. La partitura tiene una marca de agua que, si se pone a trasluz, se ve quién es el fabricante y de dónde viene el papel», indica Lupiáñez. La obra RV 820 venía de la ciudad alemana de Ansbach, donde vivió uno de los profesores de Vivaldi, Giuseppe Torelli. Vivaldi compuso esta obra aproximadamente en el año 1700, a los 23 años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un musicólogo español descubre la primera sonata de Vivaldi en una biblioteca de Holanda