Goyas para Coira y «El desconocido»

Xesús Fraga
xesús fraga REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

El filme gallego se lleva estatuillas en las categorías de montaje y sonido en una gala que otorgó a «Truman» sus premios grandes, incluidos los de película y dirección

07 feb 2016 . Actualizado a las 16:08 h.

El cine gallego se trajo para casa otros dos premios Goya. En la ceremonia de ayer el cineasta Jorge Coira recogió el suyo por el montaje de El desconocido, la ópera prima de Dani de la Torre para Vaca Films. Coira se abrazó al director y a Luís Tosar, el protagonista del filme, antes de subirse al escenario para recoger su estatuilla. Agradeció el galardón como «un regalo» y alabó el trabajo del debutante: «Si con tu primera película has hecho esto, lo que nos espera a partir de ahora». También se acordó de la productora Emma Lustres y de «toda la gente que está intentando hacer cine y contar historias en Galicia», lo que arrancó aplausos en el auditorio. Por último, dedicó el premio a su pareja, a su hermano Pepe y a Tosar, el «amigo» con el que empezó a «hacer cine hace 30 años». Dani de la Torre, que optaba a Goya como mejor director novel, finalmente no pudo llevarse el premio. El que sí se ganó El desconocido fue el de mejor sonido, un trabajo de Nacho Arenas, Jaime Fernández y el gallego David Machado. Este último se lo dedicó a De la Torre y Lustres por la oportunidad que le brindaron, a sus compañeros de rodaje y a la Escuela de Sonido de Cuba.

La ceremonia dejó otros momentos emotivos. El mejor actor novel -una categoría a la que estaba nominado el coruñés nacido en Canarias Manuel Burque; «Es gallego pero parece vikingo», le soltó Rovira- fue el joven Miguel Herrán, quien recordó cómo antes de rodar A cambio de nada era un chico que no quería ni trabajar ni estudiar, sin un futuro claro por delante. «Me has dado una vida», le dijo al director del filme, Daniel Guzmán. Poco después fue el turno de Guzmán de recoger el Goya a la dirección novel, quien se lo dedicó a su abuela Antonia, de 93 años y actriz en su película: «Eres mi estrella». Antonia Guzmán también podía haber sido proclamada mejor actriz revelación, pero al final el premio se lo quedó Irene Escolar. Tampoco en la categoría de animación las producciones gallegas Maimiño y Noche de ¿paz? pudieron llevarse la estatuilla, que fue a parar a Atrapa la bandera.