John Lennon, 35 años después de su muerte

De icónica estrella de la música a adalid del activismo pacifista, se cumplen 35 años de la muerte del genio de Liverpool

Afp

Figura clave universal en vida, su asesinato en Nueva York hace justo hoy 35 años en el apartamento Dakota, donde residía, engrandeció una figura eterna. John Lennon recibió cinco disparos de bala en la espalda, en la entrada del lobby del hotel en el que residía. Mark David Chapman, el asesino, le esperaba junto al portero José Sanjenís Perdomo, único testigo del acto y que fue clave para que Chapman fuese condenado a cadena perpetua. Una pena que sigue cumpliendo más de tres décadas después del suceso.

Antes de todo aquello, la vida de John Lennon había sido la de un hombre apasionado por la raza humana, adalid de la paz, la convivencia pacífica y el respeto universal. Nacido en Liverpool en 1940, saltó a la fama mundial por ser uno de los miembros de los Beatles. Tras llegar a los altares del éxito, la banda se disolvió y John Lennon comenzó una carrera en solitario. Una etapa profesional en la que compondría algunas canciones que se convertirían en himnos como su mítico Imagine

Después de trasladarse a vivir a Nueva York, John Lennon acrecentó su espíritu rebelde, comprometido con la paz y participando de manera activa en la ingente vida cultural de la Gran Manzana de la década de los 70. Junto a su esposa Yöko Ono llegó a enfrentarse al gobierno estadounidense por oponerse a la guerra de Vietnam, lo que hizo que el presidente Richard Nixon intentase infructuosamente expulsarle del país.

Tras varios años alejado de la industria musical, John Lennon decidió volver a sacar un nuevo álbum titulado Double Fantasy. Pero apenas un mes después de su lanzamiento sería asesinado, el 8 de diciembre de 1980, justo hace hoy 35 años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

John Lennon, 35 años después de su muerte