Alaska, Manuel Benítez «El Cordobés» y Emilio Martínez-Lázaro, premiados con las medallas de Bellas Artes

Felipe VI, que ha presidido la entrega de los galardones, les anima a seguir ayudando a que España sea «más fuerte que sus problemas»


El rey Felipe VI ha entregado este miércoles junto a la reina Letizia en Sevilla las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2014, unos galardones que son concedidos por el Consejo de Ministros a propuesta del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a una serie de personalidades ante quienes el monarca ha deseado que a través de su «labor y genio creativo» sigan «ayudando a consolidar la senda de progreso, optimismo y confianza que hace de España un país sólido, con un presente mucho más fuerte que sus problemas y un inmenso porvenir».

Así lo ha expresado el monarca en las palabras finales del discurso que ha pronunciado con ocasión de esta entrega de medallas celebrada en el Museo de Bellas Artes de Sevilla al que han asistido también la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, entre otras autoridades.

Ante todos ellos, Felipe VI ha apuntado también que «en este tiempo en que vivimos nos conviene mucho reconocer la naturaleza múltiple, cambiante y diversa de la cultura, porque ello nos ayuda a luchar contra la intolerancia y el fanatismo reduccionistas que amenazan y agreden con violencia los sustratos mismos de cualquier sociedad civilizada».

En total, han sido galardonados 25 personas y entidades entre las que se encuentran la cantante Alaska, el torero Manuel Benítez «El Cordobés», la actriz Blanca Portillo y el escritor Rafael Sánchez Ferlosio, además de Alfonso del Amo (conservador de cine), Juan Claudio Cifuentes (crítico musical), Victoria Civera (artista plástica), María Corral López (comisaria y directora de museo), la Federación Española de Amigos de los Museos (FEAM), Álvaro Fernández, (mecenas, gestor y promotor de la cultura), Gabriele María Finaldi (conservador y director de museo), Manuel Galiana (actor), Gaël de Guichen (investigador y científico) y Eduardo Serrano «El Güito» (intérprete y coreógrafo de flamenco). La relación de premiados se completa con los nombres de Emilio Martínez-Lázaro (director de cine), Diego Masson (mecenas), Manolo Sanlúcar, (guitarrista), María Pagés (bailarina y coreógrafa), Paredes Pedrosa Arquitectos, Helena Rohner (diseñadora de moda), Manuel Serrat (traductor y editor, a título póstumo), José María Sicilia (pintor), Fundación Teatro de la Abadía, Bruno Turner (musicólogo) e Isidoro Valcárcel (artista plástico).

Tras valorar que la entrega de estos reconocimientos haya tenido lugar en una ciudad «capital de una tierra creativa y artística por definición», el rey ha manifestado que estas medallas son «un recordatorio de la infinidad de formas desde las que podemos mirar y tratar de comprender la realidad que nos rodea». «Nuestra cultura, de fuerte vocación y proyección universal, nos convierte en un país con una mirada global, siempre en disposición de comprender la diversidad y las diferencias desde el compromiso firme con los principios y valores que, en cualquier lugar del mundo, definen en última instancia al género humano», ha continuado el rey.

Méritos fruto de «una vida de trabajo»

Felipe VI ha subrayado que «los méritos hoy reconocidos son fruto de una vida de trabajo, sacrificios que, como contrapartida, aportan la satisfacción inmensa de poder proyectar y compartir luz y belleza» y ha remarcado que «los logros de nuestros creadores son una muestra de lo que, como país, podemos llegar a alcanzar». En esa línea, ha animado a «aprender» de la «experiencia y habilidad» de los galardonados, y ha aseverado que «nuestro futuro estará lleno de oportunidades si las bases de las que partimos son firmes y sólidas».

Así las cosas, Felipe VI ha concluido su alocución deseando que a través de su «labor» y «genio creativo», los premiados sigan «ayudando a consolidar la senda de progreso, de optimismo y de confianza que hace de España un país sólido, con un presente mucho más fuerte que sus problemas y un gran porvenir». «Un país que es, desde luego, muchísimas cosas, pero lo que nadie puede negar, y menos aquí en Sevilla, es que España es un país de arte y con arte», ha concluido el rey.

Alaska: «Es un premio de toda la gente con la que he trabajado»

Algunos de los galardonados con las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2014 han agradecido el reconocimiento que se le ha hecho a la Cultura con la entrega de estos premios y han destacado la «atención variada» que se le ha dedicado al sector por los sucesivos gobiernos españoles «desde el inicio de la democracia».

En declaraciones a los periodistas tras la entrega de estos galardones, celebrada en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, el director José Luis Gómez, de la Fundación Teatro de La Abadía, ha subrayado que el hombre sólo tiene tres formas de conocimiento que son «la experiencia personal, el arte y el conocimiento científico», y ha añadido que «el arte y la cultura es una de las formas que tiene el hombre para ser un poco mejor». No obstante, preguntado por si la Cultura está reconocida en España, ha dicho que cree que sí porque España «es un país con unas raíces culturales extraordinarias, intensas y profundas», siendo estos rasgos particulares en Andalucía.

En este sentido, ha indicado además que los sucesivos gobiernos desde el inicio de la democracia han tenido una «atención muy variada» hacia la Cultura, matizando que «no es excusa el PIB o los presupuestos» para dejar de invertir en este sector. «Hay otros países más pobres que nosotros y con menor PIB que dedican más recursos a la Cultura», ha comparado, y ha instado a «trabajar entre todos en lealtad» para contribuir a las Bellas Artes.

Por su parte, la cantante, compositora y actriz Olvido Gara «Alaska», ha admitido sentirse «muy contenta» porque se trata de un premio que no sólo es personal, sino «de toda la gente» con la que se trabaja «a lo largo de la vida» ya sea en «la música, el cine, la televisión o la escritura», por lo que «es un poco de todos».

En cuanto a las palabras que ha tenido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, sobre las letras de sus canciones ha dicho que «son un poco ciertas» al ser «un poco transgeneracionales». «Es verdad que hay canciones como A quién le importa que nacieron como canción pop sin más y que con el paso de los años, y de una forma muy natural, ha adquirido otra importancia más allá de lo que es la canción en sí misma», ha manifestado.

En esta línea, el matador de toros, Manuel Benítez «El Cordobés», también se ha mostrado «muy contento, feliz y emocionado», y ha querido agradecer a todas las instituciones que lo han hecho posible. «No me lo esperaba y es un triunfo igual de grande como cuando corté el rabo en Sevilla, porque cuando uno ya va cayendo en la vida y te llega este premio tan grande y que está tan luchado» es siempre un orgullo, ha asegurado.

Preguntado por las críticas de los antitaurinos al premiar el arte del toreo, ha dicho que él no obliga a nadie a que vaya a verlo a los ruedos y que respeta «a cada uno en lo suyo», por lo que ha declinado darle «valor o importancia» a estas declaraciones.

«Ocho apellidos vascos»

Por último, el director de cine Emilio Martínez-Lázaro Torre ha agradecido que haya sido galardonado por su trayectoria cinematográfica y no sólo por sus dos últimos éxitos en la gran pantalla, Ocho apellidos vascos y Ocho apellidos catalanes, aunque ha admitido que el éxito de la primera ha podido influir en la entrega de este premio.

No obstante, ha explicado que se trata de «una cosa muy importante» porque es un reconocimiento que hace el Gobierno a «una labor artística», si bien ha añadido que «pierde la dimensión» cuando coincide con el éxito de una película. «Creo que por ejemplo El Cordobés lo fue todo en España y ahora se le reconoce su trayectoria en un momento mejor porque ya no está en la vida pública, pero yo no he dejado la vida pública y significa una cosa más seria (estos premios) que no que el público vaya a los cines», ha señalado. Sobre la serie Ocho apellidos, ha dicho que por su parte ha terminado ya y «preferiría hacer otro tipo de película», aunque ha añadido que esa decisión la tendrán que tomar los productores.

A pesar de todo, ha comentado el éxito en taquilla que parece que está teniendo la segunda entrega de Ocho apellidos «mucho mejor que la otra», si bien ha considerado que caerá porque «es imposible que siga las mismas líneas porque fue algo fuera de los normal con nueve millones de espectadores». Así las cosas, ha afirmado que se conformaría con «hacer la mitad», que sería «una grandísima cifra convirtiéndose en la segunda película de la historia del cine español».

La Voz de Galicia
Lo sentimos, no hemos podido atender su petición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Alaska, Manuel Benítez «El Cordobés» y Emilio Martínez-Lázaro, premiados con las medallas de Bellas Artes