«Galicia es una prolongación de Portugal»

La fadista María do Ceo actúa este fin de semana en A Coruña y Ferrol


De la melancolía que desprende en el escenario no queda ni rastro fuera de él. María do Ceo (Porto, 1959) se ríe con tanta frecuencia que acaba contagiando al interlocutor. Así que la charla resulta tan placentera como uno de sus conciertos. Cuenta que llegó a Ourense con 11 años y que allí se quedó así que, de alguna manera, se considera una especie de síntesis entre Galicia y Portugal.

-¿Cómo llegó al mundo del fado?

-Por mi padre, que cantaba muy bien. No era profesional, pero actuaba en sus momentos libres. Yo lo escuchaba cantar en casa o en fiestas y él fue el que me metió el sentimiento. Y, cuando te entra dentro, ya no sale jamás.

-Y ya se puso a cantar.

-La verdad es que empecé tarde, con 36 años y de forma accidental. Fue en el restaurante de un amigo. Apareció un músico con un acordeón, cantamos un fado y el dueño me dijo que tenía que ir todos los fines de semana. Al cabo de un año grabé mi primer disco.

-¿Tiene una forma especial de cantar?

-Sí. Yo creo que he conseguido una especie de fusión entre el gallego y el portugués que hace que cante de una forma distinta, más dulce. En Portugal me dicen que tengo acento gallego. Excepto cuando actúo en el norte, me llaman la señora gallega que canta fado.

-El fado ¿es necesariamente triste?

-Depende de las letras. El fado le canta a la vida. Yo diría que, más que triste, es melancólico. Pero el fado no es el cien por cien de mi repertorio. Además, yo uso un acordeón, que no es un instrumento muy usado por los fadistas.

-Y después de un concierto ¿le afecta tanto sentimiento? ¿Acaba usted también melancólica?

-No, no. Todo lo contrario. A veces, durante el concierto, lloro, pero es como una terapia. Cuando acabo, salgo nueva. Además yo soy una mujer muy divertida. A veces pienso que si no me hubiera dedicado a cantar, me dedicaría a contar chistes.

-¿Diría usted que los gallegos son muy aficionados al fado?

-Sí, creo que sí. Galicia es una prolongación de Portugal. En ningún otro sitio gusta tanto su música, su gastronomía... El ochenta por ciento de mi trabajo está en Galicia. En noviembre tengo previsto ofrecer tres conciertos en Alemania y estoy segura de que la mayor parte del público será gallego.

-¿Dónde van a ser sus próximos conciertos?

-El día 2, en el teatro Colón de A Coruña y el 3 en el Jofre de Ferrol. Los conciertos en Fráncfort serán a partir del día 18.

-Cuando no escucha fados ¿qué le gusta escuchar?

-Me gusta mucho la música gallega. Carlos Núñez, sobre todo. No digo que soy su amante porque sonaría muy mal, pero soy una gran fan. También me gusta Susana Seivane, Cristina Pato. Y la música popular portuguesa, el folclore de los Ranchos.

-¿Tiene algún disco en perspectiva?

-Sí, a finales de año publicaré uno que se va a llamar De Portugal a Galicia y en el que quiero conmemorar mis veinte años en la música.

Una película: La vida es bella  

Un libro: El perfume, de Patrick Süskind

Su coche: BMW 520

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Galicia es una prolongación de Portugal»