«Regresion», la nueva película de Alejandro Amenábar, inaugura el festival de San Sebastián

La cita donostiarra con el cine defiende una edición con poco Hollywood, pero con «glamour»


Del thriller al drama pasando por la comedia, 17 películas pugnarán por la Concha de Oro, máximo galardón del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que abre sus puertas el viernes con el estreno mundial del último filme de Alejandro Amenábar.

Regresión, un thriller psicológico protagonizado por el estadounidense Ethan Hawke y la británica Emma Watson, inaugurará fuera de concurso la sección oficial del certamen donostiarra, que hasta el 26 de septiembre exhibirá más de 200 películas, 22 de ellas en la sección oficial, de las cuales 17 estarán a concurso.

En la carrera por la Concha de Oro participarán películas latinoamericanas como Eva no duerme del argentino Pablo Agüero, que narra una historia en torno al cuerpo embalsamado de Evita, o El apóstata del uruguayo Pablo Veiroj, así como la coproducción hispano-dominicana El rey de La Habana del español Agustí Villaronga y la hispano-argentina Truman de Cesc Gay, protagonizada por Ricardo Darín y Javier Cámara.

En la nómina de la sección oficial a concurso también están películas como 21 nuits avec Pattie de los franceses Jean-Marie y Arnaud Larrieu, The boy and the beast del japonés Mamoru Hosoda, Sparrows del islandés Rúnar Rúnarsson o Moira del georgiano Levan Tutberidze. La película británica London Road, un musical dirigido por Rufus Norris, autor de la aclamada Broken (2012), cerrará fuera de concurso la sección oficial y también el festival.

Un jurado presidido por la actriz danesa Paprika Steen, ganadora el pasado año de la Concha de Plata a la mejor actriz en el certamen, se encargará de elegir la mejor película de un festival, donde como es tradicional, el cine latinoamericano tendrá su apartado propio con Horizontes Latinos.

Catorce cintas de Chile, México, Colombia, Venezuela, Guatemala, Brasil y Perú compiten en ese apartado por el premio Horizontes, que el pasado año ganó la película mexicana Güeros de Alonso Ruizpalacios. La película chilena El club de Pablo Larraín, ganadora del Gran Premio del Jurado en Cannes, abrirá una competición en la que participan la mexicana 600 millas de Gabriel Ripstein, la colombiana El abrazo de la serpiente de Ciro Guerra, o la peruana Magallanes de Salvador del Solar, que ganó el pasado año el premio Cine en Construcción en San Sebastián. También competirán por el premio Horizontes la chilena «El botón de Nácar» de Patricio Guzmán, la mexicana Chronic de Michel Franco, la venezolana Desde Allá de Lorenzo Vigas, la guatemalteca Ixcanul de Jayro Bustamante, o la brasileña Para minha amada morta de Aly Muritiba, entre otras.

El festival se completará con otras secciones como Savage Cinema, dedicado a películas de corte documental sobre deporte extremo, o Perlas, que exhibe películas que han logrado grandes éxitos en otros festivales. Pero los aficionados al cine no sólo disfrutarán con las cintas previstas sino que en la entrada del famoso hotel María Cristina, donde se alojarán las estrellas y donde volverán a formarse los grupos de cazadores de autógrafos.

Por la alfombra roja del Zinemaldia desfilarán en esta edición figuras como los actores estadounidense Benicio del Toro y británicos Emily Blunt y Tim Roth, u otros como el argentino Ricardo Darín, el director español Alejandro Amenábar o, incluso, el veterano cantante español Raphael, que actúa en Mi gran noche, la última comedia del director Alex de la Iglesia, que se presentará en la sección oficial.

El certamen también distinguirá con el premio honorífico Donostia a toda su carrera a la actriz británica Emily Watson, que se hizo mundialmente famosa en 1996 con su actuación en la película Rompiendo las olas de Lars Von Triers.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Regresion», la nueva película de Alejandro Amenábar, inaugura el festival de San Sebastián