Agatha Christie es más que «una buena escritora» 125 años después

Crece el prestigio crítico de la gran dama del misterio, que basa su reverdecido éxito en un estilo coloquial, un lenguaje sencillo y tramas bien trazadas


Londres / Efe

Agatha Christie dijo en su última aparición en público que le gustaría ser recordada como «una buena escritora de novelas de detectives» y su deseo se ha cumplido con creces, como demuestran la multitud de admiradores que hoy celebran el 125.º aniversario de su nacimiento. Es una fecha señalada para sus seguidores, que se cuentan por millones alrededor de todo el mundo, y en Torquay, el pueblo que vio nacer a la narradora, más de un centenar de actos recuerdan su inmortal figura.

Los veleros descansan en fila en el puerto de esta pequeña localidad del sur de Inglaterra en la que contrastan el mar brillante y la montaña, dominada por las pintorescas villas y el verde de la abundante vegetación. Un paisaje demasiado tranquilo para los crímenes que la célebre autora imaginó en sus más de sesenta novelas de misterio. Tal sosiego se ve alterado estos días por la peregrinación de miles de seguidores y entusiastas que asisten, hasta el domingo, al Festival Internacional de Agatha Christie.

Talleres de escritura, fiestas de disfraces, resolución de intrigas y conferencias -que pretenden mostrar un nuevo punto de vista sobre la gran dama del misterio- se dan cita en la fiesta de cumpleaños que Reino Unido ha preparado para una de sus literatas más famosas. Una de las expertas participante, la química y divulgadora científica Kathryn Harkup, recuerda algunas anécdotas sorprendentes sobre Christie, que recoge en su libro A de arsénico, donde analiza los venenos que usaba imaginariamente en cada relato. «La exactitud con que describió los síntomas de la intoxicación por talio en El misterio de Pale Horse posiblemente salvó la vida de dos personas», admite. Harkup detalla cómo una mujer en Sudáfrica escribió a Christie para decirle que «supo que un amigo estaba siendo envenenado lentamente por su mujer tras leer la novela y reconocer así los síntomas». En otro caso, una niña que se encontraba muy grave viajó de Catar a Londres para que trataran su enfermedad pero ningún médico daba con la respuesta «hasta que una enfermera que había leído El misterio de Pale Horse asoció sus síntomas con la intoxicación por talio y la pequeña se recuperó por completo», agregó.

Más de un siglo después de su nacimiento seguimos conociendo nuevas historias sobre la admirada creadora y sus novelas la han convertido en la autora más vendida de todos los tiempos.

Para analizar este fenómeno, el experto de novela negra de la Universidad de Exeter Jamie Bernthal detalla las claves del éxito. «Christie escribió sobre misterios muy bien trazados, con personajes coloridos y lenguaje sencillo. Historias que se adaptan a cualquier marco de tiempo, y esa es la razón por la que las personas de cualquier país y generación son capaces de entender y disfrutar de sus historias». El investigador recuerda sin embargo que no todo es buen hacer literario, ya que Christie sabía «como venderse», una estrategia que continúan hoy en día un equipo de «publicistas siempre alerta». Leer a Christie, dice, es como «sentarte a escuchar a una tía anciana y sabia: su estilo a la hora de escribir es coloquial y sus escenas y personajes son siempre memorables». En tal sentido, insiste Bernthal, la fórmula no esconde ningún misterio: «El sencillo rompecabezas [¿quién lo hizo?] es universal, nos gusta que los problemas se resuelvan y ella siempre lo logra». Pero más allá de su carácter popular, Christie vive un reverdecimiento no solo editorial sino de prestigio: cada vez son más los críticos y escritores que la reivindican.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Agatha Christie es más que «una buena escritora» 125 años después