Víctor García de la Concha: «Tenemos que reforzar con cultura la enseñanza del gallego en el mundo»

Ignacio Carballo González
Ignacio Carballo SANTIAGO / LA VOZ

CULTURA

XOÁN A. SOLER

Afirma que la lengua española debe crecer en la tecnología y la ciencia

02 ago 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

El filólogo Víctor García de la Concha (Villaviciosa, 1934) asumió la dirección del Instituto Cervantes en enero del 2012 con el objetivo de aplicar la misma política que había definido sus doce años al frente de la Real Academia Española, una política lingüística panhispánica en la que todas las academias trabajaran codo con codo porque «el español es un patrimonio común de los que viven en España, América y otras regiones y, por tanto, la responsabilidad de servicio a la lengua lo es de todos». Entre los resultados de la reunión que los responsables de los 90 centros que el Instituto Cervantes tiene repartidos por el mundo mantuvieron recientemente en Santiago figura el acuerdo de potenciar la colaboración con la Xunta para la difusión de la lengua y la cultura gallega.

-Al inicio de esta legislatura, el Cervantes recibió el mandato del Gobierno de iberoamericanizar la institución. ¿Cuál es su balance?

-Comenzamos por firmar convenios con cada una de las academias para que arroparan la labor que hiciéramos desde el Cervantes con los distintos países y con las universidades. Después, me pareció que la muestra más clara de colaboración sería si en la sede del instituto en Madrid hubiera representación de los países iberoamericanos, y en estos momentos diferentes centros ya trabajan aquí en proyectos comunes y difunden la cultura de sus países.

-Y ahora acaban de presentar el Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (Siele). ¿Qué va a suponer este certificado para la enseñanza del español?

-Lo hemos promovido con la Universidad Nacional Autónoma de México y con la Universidad de Salamanca. El certificado es la columna vertebral de toda una acción conjunta de promoción y enseñanza del español universal. Queremos que sea un certificado internacional de todos, que vengan con nosotros todas las universidades españolas e iberoamericanas. Con esa fuerza de respaldo va a alcanzar una gran difusión, los estudios que hemos hecho nos auguran que en cuatro o cinco años estaremos por encima de las 500.000 o 600.000 certificaciones anuales. Nuestros tres primeros objetivos son Brasil, Estados Unidos y China. El Siele va a terminar siendo un gran vector de enseñanza digital del español.

-El Cervantes tendrá que potenciar mucho su aula virtual.

-En eso estamos. La plataforma que tendremos con Telefónica Educación Digital será potentísima y riquísima en su oferta.

-El Cervantes se está volcando en Estados Unidos, así lo demuestra el centro abierto en la Universidad de Harvard. ¿Cuáles son sus objetivos en el tercer país del mundo en número de hispanohablantes?

-En Estados Unidos vamos a seguir creciendo. Lo de Harvard tiene un valor especial, porque no es que hayamos plantado allí un Cervantes, que lo hemos plantado, es que ese Cervantes lo atiende la propia Universidad de Harvard. Su directora es la decana de la Facultad de Humanidades y trabajan fundamentalmente en el Observatorio del español y las culturas hispánicas en Estados Unidos.