Víctor García de la Concha: «Tenemos que reforzar con cultura la enseñanza del gallego en el mundo»

Afirma que la lengua española debe crecer en la tecnología y la ciencia


santiago / La Voz

El filólogo Víctor García de la Concha (Villaviciosa, 1934) asumió la dirección del Instituto Cervantes en enero del 2012 con el objetivo de aplicar la misma política que había definido sus doce años al frente de la Real Academia Española, una política lingüística panhispánica en la que todas las academias trabajaran codo con codo porque «el español es un patrimonio común de los que viven en España, América y otras regiones y, por tanto, la responsabilidad de servicio a la lengua lo es de todos». Entre los resultados de la reunión que los responsables de los 90 centros que el Instituto Cervantes tiene repartidos por el mundo mantuvieron recientemente en Santiago figura el acuerdo de potenciar la colaboración con la Xunta para la difusión de la lengua y la cultura gallega.

-Al inicio de esta legislatura, el Cervantes recibió el mandato del Gobierno de iberoamericanizar la institución. ¿Cuál es su balance?

-Comenzamos por firmar convenios con cada una de las academias para que arroparan la labor que hiciéramos desde el Cervantes con los distintos países y con las universidades. Después, me pareció que la muestra más clara de colaboración sería si en la sede del instituto en Madrid hubiera representación de los países iberoamericanos, y en estos momentos diferentes centros ya trabajan aquí en proyectos comunes y difunden la cultura de sus países.

-Y ahora acaban de presentar el Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (Siele). ¿Qué va a suponer este certificado para la enseñanza del español?

-Lo hemos promovido con la Universidad Nacional Autónoma de México y con la Universidad de Salamanca. El certificado es la columna vertebral de toda una acción conjunta de promoción y enseñanza del español universal. Queremos que sea un certificado internacional de todos, que vengan con nosotros todas las universidades españolas e iberoamericanas. Con esa fuerza de respaldo va a alcanzar una gran difusión, los estudios que hemos hecho nos auguran que en cuatro o cinco años estaremos por encima de las 500.000 o 600.000 certificaciones anuales. Nuestros tres primeros objetivos son Brasil, Estados Unidos y China. El Siele va a terminar siendo un gran vector de enseñanza digital del español.

-El Cervantes tendrá que potenciar mucho su aula virtual.

-En eso estamos. La plataforma que tendremos con Telefónica Educación Digital será potentísima y riquísima en su oferta.

-El Cervantes se está volcando en Estados Unidos, así lo demuestra el centro abierto en la Universidad de Harvard. ¿Cuáles son sus objetivos en el tercer país del mundo en número de hispanohablantes?

-En Estados Unidos vamos a seguir creciendo. Lo de Harvard tiene un valor especial, porque no es que hayamos plantado allí un Cervantes, que lo hemos plantado, es que ese Cervantes lo atiende la propia Universidad de Harvard. Su directora es la decana de la Facultad de Humanidades y trabajan fundamentalmente en el Observatorio del español y las culturas hispánicas en Estados Unidos.

-¿Empieza a ser el español una lengua de prestigio en Estados Unidos?

-Hay un crecimiento exponencial por demografía, pero también porque ya la emigración hispana ha superado aquella consideración de ínfima, y ha nacido una clase media hispana que tiene una presencia social y política muy importante. Hoy, tener el dominio bilingüe supone un crecimiento en la capacidad de remuneración. De su evolución y consolidación [en Estados Unidos] depende que el español se consolide como la segunda lengua de comunicación internacional.

-¿En qué le ha afectado al Cervantes la política de recortes del Gobierno?

-Hemos reducido mucho los gastos y vendido los derechos que teníamos sobre la sede de Londres. Hemos ido capeando el temporal y, mire, no hemos cerrado ningún centro y no hemos puesto a nadie en la calle. El Gobierno ya nos aumentó el año pasado cuatro millones.

-Tendrán que afinar en la captación de recursos propios.

-Lo hacemos cada día, con todo, con cursos para profesores, para niños, con cursos de cultura... y con mucho ahorro.

-¿En qué sirve el Cervantes a la lengua y la cultura gallega?

-La responsabilidad de la enseñanza del gallego la tiene la Xunta. Nosotros lo que ofrecemos es la plataforma de 90 centros en 44 países y, créame, la presencia de la cultura gallega en todos estos años ha sido muy digna. Siempre se puede hacer más, evidentemente.

-En la reunión en Santiago de los directores de los centros Cervantes, ustedes y la Xunta acordaron estrechar la colaboración. ¿En qué se va a concretar?

-Tenemos que reforzar con cultura la tarea lingüística de los lectores que la Xunta tiene en los distintos países. La enseñanza es mucho más eficaz si va engastada en actividades culturales, y ahí podemos ayudar mucho.

-¿Qué cuadro puede dibujar a medio plazo para el español en el mundo?

-Soy absolutamente optimista. Creo que entendemos mejor que no debemos ir solo a la multiplicación demográfica sino al crecimiento cultural del plurilingüismo.

-Pero el español flojea en ámbitos como el tecnológico o el científico.

-Sí, son los dos déficits que tenemos. En el de la tecnología tenemos que estar cada vez más presentes, con más riqueza, en el mundo de Internet. Y en el de la ciencia la presencia del español es baja y lo que queremos es afirmar la presencia de una ciencia que en realidad existe, que es hispana y que debiera poder expresarse en español.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Víctor García de la Concha: «Tenemos que reforzar con cultura la enseñanza del gallego en el mundo»