Entre lo objetivo y lo subjetivo


Jaime Serra (1964) utiliza una potente herramienta de comunicación, precisa y muy visual, como es la infografía periodística para generar nuevos espacios dentro del arte, algo aparentemente poco compatible que, una vez más y ya van más de 25 años, demuestra que es posible explorar los límites entre lo objetivo y lo subjetivo. Columnista, comunicador y director de Infografía e Ilustración de La Vanguardia desde el 2007, empezó en la infografía por casualidad cuando en 1986 fue necesario crear esta sección en el diario en que colaboraba como ilustrador. Pero es su período en el rotativo argentino Clarín (1995-2001) donde es reconocido como una revolución en el lenguaje infográfico, tanto por los criterios estéticos como por la ampliación de las temáticas consideradas propias del género. Su carácter inconformista hace que repensar los límites de la disciplina periodística sea para él algo habitual y el campo donde se halla más a gusto, por eso sus trabajos logran posicionarse tanto en un periódico como en museos de arte de todo el mundo.

Diez historias y un paisaje presenta obras que, aunque casi todas se han publicado en formato periodístico, es en un museo donde adquieren un nuevo lenguaje ante el espectador. Trabajos en que aúna una labor informativa u objetiva, pero que su autor moldea y transforma en arte al pasarlos por una mirada íntima. Es un periodista de arte o un artista de precisión, o ambos elementos. Según Serra, el contenido es el que definirá si se trata de un trabajo periodístico (científico) o artístico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Entre lo objetivo y lo subjetivo