Las filtraciones obligan a Björk a adelantar en la Red su nuevo disco

La artista publica en iTunes «Vulnicura», que saldrá en cedé en marzo


redacción / la voz

La cantante islandesa Björk se ha visto obligada a adelantar el lanzamiento de su nuevo álbum después de que en los últimos días su contenido se haya filtrado en Internet. Vulnicura, su primer disco en cuatro años, se difundió ayer en iTunes, aunque los formatos cedé y vinilo sí que mantendrán la fecha de publicación inicialmente prevista, en el mes de marzo, para así coincidir con la exposición que le dedicará el Museum of Modern Art de Nueva York, que se inaugurará el 7 de ese mes. Con este motivo, Björk también tiene programada una serie de conciertos en formato íntimo en el también neoyorquino Carnegie Hall.

La artista ha respondido con rapidez a la difusión ilegal y hasta parece habérselo tomado con filosofía, según se desprende de lo escrito en su muro de Facebook: «Estoy muy agradecida de que mi obra siga suscitando tanto interés». En sus palabras, Vulnicura es un disco inspirado por una ruptura sentimental, una «cronología emocional» marcada por las canciones, que esperan sean de utilidad para quien las escuche y se encuentre en unas circunstancias similares. Se trata de hablar de una herida y de su cura. El disco ha sido producido por el venezolano Alejandro Ghersi, conocido como Arca, quien le propuso una colaboración y le envió las bases de unos temas para los que después Björk compuso arreglos orquestales y corales, que grabó en Islandia.

Las filtraciones de Vulnicura recuerdan a las que sufrió hace escasos meses el nuevo disco de Madonna, Rebel Heart, con el agravante de que en su caso se trataba de las primeras mezclas de canciones. La estadounidense reaccionó peor que Björk: calificó la difusión de «violación artística». Su representante ha declarado que en cuanto se tuvo noticia de la filtración Madonna tuvo claro que debían publicar en Internet el mayor número de temas terminados.

Efecto sorpresa

Otras estrellas han tratado de adaptarse a los cambios que Internet ha traído al modelo de negocio musical. Frente a las campañas de antaño, en las que se promocionaba gradualmente un disco hasta llegar al lanzamiento, las nuevas estrategias apuestan por el efecto sorpresa. Con esta última palabra se dirigió Beyoncé a sus fans hace un año para comunicarles inesperadamente que tenían disponible en iTunes un nuevo disco con 14 canciones inéditas y 17 videoclips. Estuvieron disponibles exclusivamente en la plataforma digital de Apple una semana, antes de llegar a las tiendas. Para redondear el envoltorio, Beyoncé se justificó con el argumento de que estaba «aburrida» de los lanzamientos convencionales y que quería hablar «directamente» con sus fans. U2 fueron más lejos: colocaron su nuevo disco en las cuentas de todos los usuarios de iTunes. Una promoción que en algunos casos logró el efecto contrario al deseado e incluso Bono tuvo que admitir que se habían dejado llevar. Más comedidos, REM juegan la baza delicatessen, y han llevado a iTunes recopilaciones de rarezas o discos que nunca fueron reeditados físicamente.

Hay otros músicos cuyo interés en las nuevas posibilidades de Internet parecen más genuinos. Trent Reznor, de Nine Inch Nails, publica canciones con licencia Creative Commons y permite a sus fans remezclarlas. La apuesta también rinde económicamente: Ghosts I-IV le reportó en tres días 750.000 dólares. Radiohead y Thom Yorke también ofrecen su obra en una red como Bit Torrent y De la Soul recientemente permitió por un día la descarga gratis de todos sus discos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las filtraciones obligan a Björk a adelantar en la Red su nuevo disco