Protestas en Badajoz por un recital de Woody Allen que costó casi 180.000 euros

Grupos de activistas lo considera «un auténtico despilfarro»

Allen, al clarinete, con la banda de Eddy Davis.
Allen, al clarinete, con la banda de Eddy Davis.
Efe

Activistas se concentraron ayer con motivo del concierto que Woody Allen y la New Orleans Jazz Band de Eddy Davis dieron en Badajoz, un acto precedido por la polémica en cuanto a la ubicación sobre la que finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura dio la razón a los convocantes. El colectivo, que ve este recital como «un auténtico despilfarro», llevó a la Justicia la decisión de la Delegación del Gobierno de ubicar la concentración en Puerta Pilar, alejada del palacio de Congresos que acogía el concierto. La Plataforma de Personas Sin Techo de la Ciudad de Badajoz pedía que se realizase en la explanada del propio auditorio. El promotor de la iniciativa, el abogado Felipe Manuel Martín, acusó a la Delegación del Gobierno de persistir en impedir que la protesta «fuese donde indicaba la sentencia». Allí se oyeron gritos de «¡Monago, vete para Canarias!». En el presupuesto del concierto, de casi 180.000 euros, participa el Ejecutivo regional, el Ayuntamiento pacense y Cajalmendralejo, y las 773 entradas disponibles -al precio de entre 20 y 50 euros- se vendieron en una hora. Allen y su banda despedirán mañana el año en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Protestas en Badajoz por un recital de Woody Allen que costó casi 180.000 euros