Disney pone fin a una era al dejar de proyectar cine en 35 milímetros

Xesús Fraga
xesús fraga REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

El último pase en este formato será el de «Aviones» hoy en Valdoviño

27 dic 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

El característico zumbido de las bobinas que alimentan de película los proyectores de los cines cada vez está más cerca de ser definitivamente historia. Disney, que en sus más de noventa años de existencia siempre había distribuido sus filmes en 35 milímetros, dejará de hacerlo a partir de que comience el 2015 y en España se verán solo en formato digital. La última cita con el celuloide será hoy, y será en Galicia: la proyección en la Casa da Cultura de Valdoviño (18 horas, entrada libre) de Aviones, equipo de rescate. Cuando acaben de pasar los créditos, los seis rollos del filme -cada uno alberga 600 metros de película y pesa más de 50 kilos- se devolverán a la sede madrileña de la empresa para ser destruidos.

Para el productor, exhibidor y coleccionista Ignacio Benedetti, son los números los que están detrás de la decisión de Disney: el paso total al digital supone ahorrarse los entre 1.000 y 1.500 euros que cuesta cada copia en 35 milímetros, además del siempre tan preciado espacio de almacenaje. Pierden, en cambio, los operarios especializados en la mecánica del celuloide, que no serán necesarios, y empresas de película como Kodak. También pierden, según Benedetti, los cinéfilos. «Como dice Tarantino, lo digital no es cine. La sensación es la de una televisión de plasma grande. Sin la textura del celuloide la sensación cinemática se pierde», argumenta.

Benedetti cree que lo económico también afectará a pequeños exhibidores. «Es cierto que se ahorran las copias y el almacenaje, y que la reconversión la financian en parte las grandes compañías, pero requerirá una actualización constante y nuevos gastos», explica.