Galicia abre su literatura al mundo en la Feria del Libro de Guadalajara

La ciudad mexicana acoge la mayor cita mundial del español y sus letras

Murado, María Solar y David Pintor, en la mesa redonda sobre las letras gallegas.
Murado, María Solar y David Pintor, en la mesa redonda sobre las letras gallegas.

Guadalajara (México) / E. Especial

Las cifras de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) son apabullantes. En una ciudad de un millón y medio de habitantes, durante la semana que dura la cita más importante del mundo alrededor del idioma español y su literatura desfilan por el recinto 700.000 visitantes, que abonan religiosamente su entrada para abarrotar un espacio de más de 30.000 metros cuadrados, a los que hay que sumar los más de 20.000 profesionales del sector y las 2.000 editoriales e instituciones que cuentan con stand propio en la feria. Seiscientos escritores redondean estos números.

La palabra escrita es la dueña absoluta en un recinto en el que conviven sin complejos las más sesudas reflexiones alrededor de un texto con la atmósfera festiva que los locales imprimen a cualquier celebración y, sobre todo, el carácter didáctico de buena parte del programa. La Universidad y las preparatorias (equivalentes a nuestros institutos) participan muy activamente en la feria y una de las referencias obligadas para los autores invitados es su paso por los Ecos de la FIL: cada escritor visita un centro escolar asignado en el que los alumnos llevan meses preparando el «tercer grado» al que someten al autor.

Argentina es el país invitado este año y todo gira alrededor de los grandes nombres del pasado, como Cortázar, del que se celebra aquí su centenario, pero sobre todo de los autores de referencia de la actualidad, como César Aira (el gran ausente de la feria), Ricardo Piglia, Selva Almada, Félix Bruzzone o Claudia Piñeiro. Para recordar a otro de los gigantes de sombra omnipresente sobre la nueva literatura argentina, Jorge Luis Borges, María Kodama fue una de las protagonistas de la jornada del martes (madrugada de ayer en España) con un relatorio sobre la obra del autor de El Aleph.

La Real Academia Española se sumó con la celebración del tricentenario de la institución y la presentación de la nueva edición de su Diccionario, con la presencia en Guadalajara del director de la RAE, José Manuel Blecua, y el secretario, Darío Villanueva. Otro académico, Arturo Pérez-Reverte, atendía ayer con sonrisa profesional a sus lectores, que guardaban pacientemente una de las clásicas e interminables colas de la FIL para conseguir una dedicatoria del padre de Alatriste.

Autores e ilustradores gallegos

Y, de la mano de la Secretaría Xeral de Cultura, Galicia también asiste a este edición con un stand en el pabellón internacional de la FIL y con el objetivo de abrir su literatura al mercado internacional. Galicia además se hace presente en Guadalajara a través de los espacios de las editoriales Kalandraka y Nova Galicia, o de la exposición OQO, nuevas formas de mirar el álbum ilustrado. Presentaciones de libros, talleres de ilustración de la mano de David Pintor e Itziar Ezquieta y el paso de los autores gallegos invitados por centros escolares dentro del programa Ecos de la FIL son algunas de las propuestas con las que desembarca en Guadalajara la literatura gallega.

La puesta en común de las ideas para proyectar las letras gallegas al mercado internacional centró la noche del martes (madrugada de ayer en España) la mesa literaria Rompiendo el proceso creativo: formas literarias y comunicación con el lector en Galicia. El debate, moderado por el secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo, contó con la participación de los ilustradores Itziar Ezquieta David Pintor y de los escritores y periodistas Miguel-Anxo Murado, María Solar (que recibió en la FIL la noticia de la concesión del premio Lazarillo) y Luís Pousa, que analizaron, desde la perspectiva de sus diferentes géneros y formatos, las posibilidades de la literatura gallega para competir en la actual sociedad globalizada. Lorenzo defendió la necesidad de buscar nuevos lectores en los países de habla hispana a través de proyectos innovadores y de la presencia de los autores y las editoriales en eventos como la FIL o las ferias de Frankfurt, Buenos Aires o Bolonia. «De todas las crisis se sale, y las empresas culturales que apuesten por la innovación y la creatividad y arriesguen un poco podrán aprovechar las oportunidades de la globalización», apuntó el secretario xeral de Cultura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Galicia abre su literatura al mundo en la Feria del Libro de Guadalajara