El cine español en el 2014, camino de un récord histórico de taquilla

Faltan aún una veintena de estrenos, entre ellos «Magical Girl», la animación de Mortadelo y Filemón o «Rec4». Podría llegar al 30 % de la recaudación total


El sector tiene que ser muy optimista para ignorar que se tardará tiempo en alcanzar una cifra de recaudación semejante a la obtenida en el 2014, camino del 30% después de llevar acumulada en los ocho primeros meses la (casi) escalofriante tasa del 24,4%, según datos del Ministerio de Cultura, a lo que desde entonces hay que añadir los más de 25 millones sumados ya por solo tres películas estrenadas desde septiembre: El Niño, Torrente 5: Operación Eurovegas y La isla mínima, casualmente adscritas al género thriller, aunque la dirigida y protagonizada por Santiago Segura sea en clave paródica. La gran artífice de ese milagro taquillero es la comedia Ocho apellidos vascos, de Emilio Martínez-Lázaro, vapuleada por la crítica pero adorada por el público -con el concurso publicitario de la armada catódica de Telecinco- en un apoyo sin precedentes. Conviene tener en cuenta que en los últimos cinco años, la media del cine español fue del 15% gracias a que en el 2012 se llegó al 19,5% por la acogida a Lo imposible y a la animación Las aventuras de Tadeo Jones, y, por cierto, antes de la aplicación del IVA cultural, el muy cuestionado ivazo promovido por el ministro Wert.

Pese a todo, el 30% de la taquilla global incluso se podría quedar corto considerando el todavía amplio recorrido en pantallas de los títulos mencionados, a los que sumaríamos la veintena de estrenos previstos hasta final de año, comenzando por el próximo viernes que traerá de una tacada la Concha de Oro en San Sebastián, Magic Girl (Carlos Vermut), Lasa y Zabala (Pablo Malo), La jungla interior (Juan Barrero) y la coproducción hispano-argentina de los hermanos Almodóvar Relatos salvajes (Damián Szifrón), con Ricardo Darín, Darío Grandinetti y Leonardo Sbaraglia en el reparto. Añádase a esos títulos la franquicia de terror Rec4: Apocalipsis (Jaume Balagueró, 31 de octubre) y, sobre todo, la animada Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo (Javier Fesser, 28 de noviembre). Se incorporarán igualmente el drama premiado en Málaga 321 días en Michigan (Enrique García) y la bien acogida en San Sebastián y también dramática Flores (José María Goenaga, Jon Garaño), ambas en cartel el próximo 31 de octubre.

El lote incluye el regreso de Manuel Gómez Pereira con el thriller La llamada de la sangre (14 de noviembre), con Juan Diego y Paz Vega, y el filme protagonizado por José Coronado a las órdenes de Luis Marías, Fuego (28 de noviembre), y en el que encarna a un policía urdiendo una venganza contra el terrorismo de ETA.

«A esmorga» y «Os fenómenos»

También están al caer dos producciones gallegas en clave de drama. Se trata de la versión de A esmorga de Blanco Amor a cargo de Ignacio Vilar, y que aguarda estrenar de manera masiva en toda Galicia el próximo 21 de noviembre, con Antonio Durán Morris, Miguel de Lira y Karra Elejalde; y de Os fenómenos, realizada por Alfonso Zarauza, con Luís Tosar y Lola Dueñas en los papeles protagonistas.

A este optimismo reinante contribuye la propia Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, al anunciar que su ceremonia de los próximos premios Goya, el 8 de febrero, tendrá como presentador al cómico Dani Rovira (que debutó en Ocho apellidos vascos) en un intento de visualizar lo que consideran un cambio de tendencia en el público local hacia su propio cine. Pese a las evidencias y a ese récord absoluto del 30%, conviene incluir al sector de la exhibición, que sin duda contribuye a estos números con sus iniciativas de precios reducidos: Fiesta del Cine y Miércoles al Cine.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El cine español en el 2014, camino de un récord histórico de taquilla