La industria cultural exige a Rajoy que en menos de dos meses rebaje el IVA

EFE

CULTURA

Según los datos aportados por el sector, la recaudación del 2013 fue un 22 % menor

16 jul 2014 . Actualizado a las 23:19 h.

Los empresarios de la cultura han dado este miércoles un plazo de dos meses al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que incluya en la reforma fiscal una rebaja del IVA cultural del 21 al 10 por ciento.

La Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española, que representa a más de 4.000 empresas del sector, ha remitido una carta abierta a Rajoy para exigirle una «inmediata rectificación» de la subida del IVA a la cultura, que se hizo efectiva en septiembre de 2012 y que ha supuesto «una debacle general» para el sector.

Los presidentes de las asociaciones empresariales del teatro, de los productores audiovisuales, del cine, de la música y de los técnicos del espectáculo han comparecido hoy en rueda de prensa para hacer pública esta carta, en la que transmiten al Ejecutivo su «frustración, indignación y angustiosa preocupación» sobre esta medida.

Batacazo

Según los datos aportados por estos empresarios, en el 2013, el primer año completo de aplicación de la subida del IVA, el sector cultural español sufrió la mayor caída de los últimos años, con un descenso del 15 % de asistencia, un 16,33 % de recaudación bruta y un 22 % de recaudación neta.

«Si hemos conseguido el efecto contrario a lo que quería el Gobierno, ¿por qué no lo rectifican?», se han preguntado los empresarios, que han vaticinado que esta medida acarreará «décadas de desertización» en la cultura.

Aunque no han precisado las medidas que llevarán a cabo si el Gobierno no rebaja el IVA cultural, los empresarios culturales han asegurado que «serán diferentes a lo que se ha hecho hasta ahora».

«No es un pulso al Gobierno, lo que queremos es que se resuelva el problema», ha indicado Ramón Colom, presidente de la federación de productores audiovisuales.

En la carta dirigida a Rajoy, los asociaciones empresariales de la cultura sostienen que su actitud ha sido «leal y responsable» y recuerdan que el Gobierno justificó la subida del gravamen por la consolidación fiscal asegurando que desaparecería cuando la situación económica iniciase su recuperación.