Fallece Ana María Matute

La autora de «Olvidado rey Gudú», premio Cervantes y premio Nacional de las Letras, ha muerto hoy en Barcelona a los 88 años de edad


La escritora Ana María Matute ha fallecido hoy en Barcelona a los 88 años, según han informado fuentes editoriales. La autora de Olvidado rey Gudú, que recibió el premio Cervantes hace tres años, trabajaba actualmente en otra obra literaria.

Ana María Matute nació en Barcelona el 26 de julio de 1925, dentro de un mes hubiera cumplido 89 años. Destacó por narrar la posguerra española desde el punto de vista de los niños y por ser la tercera mujer en ingresar en la Real Academia Española (RAE) en sus 300 años de historia. Nominada al premio Nobel, también fue premiada con el Premio Nacional de las Letras, el Planeta y su primera obra Los Abel fue finalista al Nadal.

En 1952 ganó el Premio Café Gijón por Fiesta al noroeste, galardón al que siguieron los Premios Nacional de Literatura Miguel de Cervantes y de la Crítica por Los hijos muertos en 1959, mismo año en que consiguió el Nadal por Primera memoria; el primer título de una trilogía titulada Los mercaderes y que continuaría con Los soldados lloran de noche (1963) y La trampa (1969).

En 1952, con 27 años, se casó con el también escritor, Eugenio de Goicoechea. De esta relación nacería su hijo Juan Pablo, pero 11 años más tarde, Ana María se separaba de su marido. Durante dos años, la escritora solo podía ver a su hijo los sábados y consiguió recuperar su custodia cuando el niño cumplía los diez años. Viajó a Estados Unidos, donde instituyó la Colección Ana María Matute en la Universidad de Boston, a la que cedió sus manuscritos y otros documentos.

A su trayectoria de éxitos sumó en 1965 el Premio Nacional de Literatura Infantil Lazarillo por El polizón de Ulises y, en 1969, el Fastenrath de la Academia de la Lengua con Los soldados lloran de noche. En la década de los ochenta fue distinguida con el Premio Nacional de Literatura Infantil por Sólo un pie descalzo (1984), tras la cual llegó un largo periodo de silencio motivado por una depresión. Otros de sus títulos son: Algunos muchachos (1964); La torre vigía (1971); El Río (1973), y en 1996 Olvidado Rey Gudú, un precioso cuento de hadas que se convirtió en una de sus obras de más éxito y que ganó el Premio de RNE Ojo Crítico Especial.

Entre sus cuentos para niños destacan El país de la pizarra (1956); Los niños tontos (1956); Paulina, el mundo y las estrellas (1960); El saltamontes verde (1961); El caballito loco (1961); Carnavalito (1972) o La oveja negra (1994). En 2002 publicó Cuentos de infancia, una colección de cuentos que Ana María escribió en su niñez.

Su última novela fue Paraíso inhabitado (2008) y tras ser premiada con el Premio Miguel de Cervantes, comenzó un libro que llevaría como título Demonios familiares, obra que la escritora no fue capaz de finalizar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Fallece Ana María Matute