Manuel Guede acusa al teatro gallego de no haber evolucionado

Jorge Lamas Dono
Jorge Lamas VIGO / LA VOZ

CULTURA

El director del Centro Dramático Galego cree que la pérdida de espectadores se debe a que no existe la percepción de ver «gran teatro»

13 may 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

El director del CDG (Centro Dramático Galego) opina que el teatro gallego no supo adaptarse a los cambios políticos vividos en los últimos cuarenta años, razón principal para él de la pérdida de espectadores que sufre en la actualidad, y cifrada en torno al 30% solo en el último año. Manuel Guede, que ayer presentó la última producción del CDG en Vigo, aseguró que hubo un momento en que el teatro gallego no supo evolucionar como sí lo hizo en otras zonas de España. «Cando lle correspondía, non deu o paso como se fixo en Cataluña», comenzó situando Manuel Guede. «En 1973, cando naceu o teatro en Ribadavia, era un teatro de circunstancias enmarcado na loita antifranquista, pero chegou o momento de dar un paso para incorporar o gran teatro de repertorio, o que se estuda nos libros, e non se fixo. Eu non cualifico a escolleita pero si digo que o público non o recoñece como o gran teatro», añadió.

Manuel Guede se ve como una excepción en esta generalización. «Eu sempre o entendín, primeiro incorporando o repertorio clásico galego, con nomes como Blanco ou Risco, pero tamén o internacional; o Centro Dramático Galego sempre o fixo», aseguró. Ejemplificó sus afirmaciones con una anécdota vivida por él cuando Longa viaxe cara á noite fue representada en Pontevedra. «Escoiteille dicir a unhas mulleres, que non eran o público habitual do teatro galego: ??No esperaba esto, pero me ha emocionado??», relató el director de teatro. «Este é o efecto que necesitamos, conquistar á clase media», añadió.

Manuel Guede ve la representación de su actual producción, una obra del Nobel norteamericano Eugene O?Neill, como una prueba de madurez del Centro Dramático Galego. El dramaturgo hizo alusión también a la crisis actual y a la falta de presupuestos importantes para hacer obras con un mayor número de actores.