El Festival de Cannes abre con el glamur y la sofisticación de Nicole Kidman y Grace Kelly

Este miércoles, la localidad francesa da el pistoletazo de salida a su cita más importantedel año


Los curiosos se agolpan a las puertas del Palacio de Festivales de Cannes, donde este miércoles Nicole Kidman inaugurará la 67 edición del festival de cine más prestigioso, aunque aún queda mucho trabajo por hacer y ni siquiera la alfombra roja está en su sitio. Una alfombra por la que desfilarán estrellas de Hollywood como Marion Cotillard, Kristen Stewart, Robert Pattinson, Eva Mendes o Viggo Mortensen, que presentarán sus películas o simplemente aprovecharán la atención que el certamen suscita para darse un baño de popularidad en una cita en la que los fans son uno de sus elementos más importantes.

Así, un día antes de que se abran las puertas del Festival de Cannes, ya hay decenas de personas apostadas frente al Palacio de Festivales, en sillas traídas de casa y con paraguas por sombrillas para protegerse del fuerte sol. Las calles de esta pequeña ciudad de la costa azul francesa están a rebosar de aficionados al cine que terminan siempre en su famoso paseo marítimo, la Croisette, con la esperanza de ser los primeros en cazar un autógrafo o hacerse una foto con sus ídolos.

Algo que no ocurre solo dentro del Festival de Cannes. El gran escaparate en que se convierte Cannes hace que sea el lugar más propicio para todo tipo de promociones. Este año, Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Mel Gibson, Harrison Ford y Antonio Banderas viajarán Cannes para presentar, al margen del festival, 12 minutos de Los Mercenarios 3, y también se espera la presencia de la mítica banda de los 80 Spandau Ballet, con un documental sobre su carrera.

Mientras llega la oportunidad de ver a las estrellas en directo, el ayuntamiento de Cannes ha instalado carteles con las imágenes de algunos de los actores y actrices más populares, Julia Roberts, Nathalie Portman, Hugh Jackman, Bérénice Bejo o Martin Scorsese, para que los paseantes se hagan fotos y las suban a la cuenta de Twitter e Instagram abierta especialmente para la ocasión. Porque durante los 14 días que dura el Festival de Cannes, del 14 al 25 de mayo, el cine es el protagonista absoluto de la vida social en la localidad francesa, donde todo gira alrededor de su cita más importante del año.

Polémica con la película sobre Grace Kelly

El glamur y la sofisticación que siempre están presentes en el Festival de Cannes serán el miércoles más protagonistas si cabe en su inauguración, a cargo de la esperada y polémica Grace de Monaco, con una espléndida Nicole Kidman como la no menos soberbia Grace Kelly.

Un proyecto dirigido por el francés Olivier Dahan que llega al Festival de Cannes rodeado de expectación tanto por el personaje en sí que retrata, uno de los iconos de la historia del cine, como por las críticas lanzadas en su contra por la familia real de Mónaco. Los Grimaldi zanjaron cualquier duda sobre su apoyo a la película cuando el 2 de mayo hicieron público un comunicado en el que aseguran que «se trata de una producción, una página de la historia del Principado, basada en referencias históricas erróneas y literarias dudosas». El filme retrata el momento en que Grace Kelly, en pleno auge de su carrera cinematográfica, abandona el cine para casarse con Rainiero de Mónaco en 1956, y muestra además el conflicto interno generado cuando el director Alfred Hitchcock le propone seis años más tarde volver a Hollywood.

Pero más allá de polémicas, el estreno del filme, fuera de competición, aportará el necesario glamour a la apertura del Festival de Cannes y a su alfombra roja, que estrenará Kidman, y en la que también se espera a la francesa Julie Gayet ya que dobla a la protagonista del filme en su versión francesa.

Las estrellas de Cannes

Y es que por la Croisette pasearán desde Marion Cotillard, protagonista de Deux jours, une nuit, de los hermanos Dardenne, en la competición oficial por la Palma de Oro, a Kristen Stewart y Juliette Binoche, presentes por Sils Maria, de Olivier Assayas, o Bérénice Bejo y Anette Bening, por The Search, de Michel Hazanavicius.

Robert Pattinson regresará al Festival de Cannes junto a Julianne Moore y Carrie Fisher para presentar Maps to the stars, de David Cronenberg, uno de los platos fuertes de la competición, mientras que Lea Seydoux, que sorprendió a todos el año pasado con La vida de Adele, llegará como parte del equipo del biopic Saint Laurent.

Y aunque las actrices son las que más lucen en la alfombra roja, también habrá presencias masculinas destacadas, como la del trío protagonista de Relatos salvajes, el único filme hispano en competición por la Palma. Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia y Darío Grandinetti protagonizan este filme dirigido por Damian Szifron, que junto a su compatriota Lisandro Alonso y el español Jaime Rosales -con Hermosa Juventud-, ambos en la sección «Una cierta mirada», son las presencias hispanas más destacadas de la edición.

Fuera de la competición oficial por la Palma de Oro del Festival de Cannes, el actor Ryan Gosling debutará como realizador con Lost River, que se presentará también en «Una cierta mirada» y que cuenta con Christina Hendricks, Saoirse Roan y Eva Mendes en el reparto. En esa sección estará también Wim Wenders, que ha realizado The Salt of the Earth con Juliano Ribeiro Salgado, sobre el trabajo del fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado.

Tarantino cerrará Cannes

El Festival de Cannes tendrá este año un cierre original, con Quentin Tarantino rindiendo homenaje a los 50 años de la invención del «western» italiano, en la presentación de Por un puñado de dólares, de Sergio Leone.

Tras la entrega de los premios de esta 67 edición, en una gala que se celebrará el sábado 24 de mayo, un día antes de lo habitual para no coincidir con la jornada de elecciones europeas, el Festival ha programado un homenaje al conocido como «spaguetti western». El filme de Leone, de 1964 y protagonizado por Clint Eastwood y Gian Maria Volontè, será proyectado tras haber sido restaurado por la Cineteca de Bolonia (Italia), que ha digitalizado en 4K el negativo original Techniscope.

Tarantino, que siempre ha reconocido ser un gran admirador de Sergio Leone, al que considera como uno de sus grandes maestros, será el encargado de presentar la proyección del filme, que clausurará oficialmente el Festival de Cannes.

La dedicación de Cannes al cine

Una dedicación de Cannes a su Festival que vale la pena si se tiene en cuenta que el ayuntamiento y diversos inversores privados destinan un presupuesto de 20 millones de euros, y la cifra de negocios generada en la última edición se elevó a los 195 millones (268,2 millones de dólares), según datos del consistorio francés. Un dinero que se destina a adornar la ciudad, que luce en todo su esplendor, con un impresionante despliegue de flores: 20.000 petunias; 250 jardineras con arbustos; 1.300 plantas repartidas por el recinto del Palacio de Festivales; o las 100 hortensias que decoran los alrededores de la plaza del ayuntamiento.

Junto a las flores, el cartel anunciador de esta edición del Festival de Cannes, con un seductor Marcello Mastroianni en un precioso fotograma de Ocho y medio, es el elemento omnipresente en todos los escaparates de la ciudad, que también se ha engalanado con 220 «kakemonos» (carteles japoneses) con los colores del festival.

Todo es poco para recibir a los 4.500 periodistas y 30.000 representantes de la industria acreditados -según los datos facilitados por el Festival-, que, junto a los miles de seguidores que se dan cita en el Festival de Cannes, generan en estas dos semanas el 15 % de los ingresos anuales de los hoteles de la ciudad. Unas visitas que hacen que la población censada de Cannes, 73.324 personas, casi se triplique, hasta superar las 200.000. Así, se producen entre 200 y 250 toneladas de basura diarias frente a las 150 de un periodo normal, de las que se ocuparán 130 personas del servicio de limpieza, a los que se añaden 35 que a diario acondicionan las playas de la Croisette. Y tampoco se olvida la seguridad, con un sistema de videoprotección que cuenta con 430 cámaras repartidas por la ciudad, vigilada por 700 policías.

Todo ello para que el Festival de Cannes se desarrolle lo mejor posible, aunque el despliegue de seguridad que se repite cada año no evitó en la última edición que se cometieran varios espectaculares robos de joyas o que un desequilibrado provocara el caos al disparar durante la emisión en directo de un programa de televisión.

Pero, problemas aparte, lo que sí es cierto es que Cannes recibe con los brazos abiertos a esta popular manifestación de glamur y de reverencia al séptimo arte, que concentra toda su fascinación en los 60 metros de alfombra roja y en los 24 escalones que cada noche suben las estrellas para dejarse fotografiar y admirar. Eso sí, si el variable tiempo de esta época del año lo permite.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El Festival de Cannes abre con el glamur y la sofisticación de Nicole Kidman y Grace Kelly