Réquiem por el Festival Mozart

La fusión de las dos citas líricas anuales provoca un cambio de modelo


A Coruña / La Voz

El Festival Mozart está difunto. En Madrid, donde empezó, duró un decenio. En A Coruña, 16 años. Ahora la fusión de dos festivales anuales, el Mozart (en mayo) y el de Amigos de la Ópera (septiembre), sustituirá al primero en «un paso hacia adelante», sostienen desde el Consorcio para la Promoción de la Música.

¿Por qué empieza el Festival Mozart?

Arrancó en Madrid, en 1988, como una actividad de la revista Scherzo. La publicación organizaba diversos actos desde tres años antes. El Festival Mozart comenzó en el entorno del bicentenario de la muerte del músico. La difusión de los trabajos de Mozart era lógicamente el principal objetivo, al que se sumaba ofrecer al público otras obras del siglo XVIII, la época durante la que se compusieron las mejores obras de la historia de la música. Durante sus diez años de existencia, el festival programó 21 obras de Mozart, diez de otros compositores, 107 representaciones y más de 200 conciertos.

¿A qué se debió su traslado a A Coruña?

Antonio del Moral, que fue su máximo inspirador en Madrid, había sido también gerente de la Orquesta Sinfónica de Galicia. Este hecho, unido al impulso del entonces alcalde Francisco Vázquez, a los problemas que el festival empezaba a tener en Madrid y al hecho de contar en A Coruña con estamentos dispuestos a aportar una financiación que empezaba a escasear en la capital hicieron posible un complicado y laborioso traslado. De todas formas, el modelo y la filosofía eran los mismos que habían motivado su nacimiento.

¿Mantuvo el nivel artístico el festival?

Hay muchos aficionados que todavía recuerdan actuaciones de la primera edición del Festival Mozart en A Coruña: «En el escenario solo había una luz iluminando un piano; salió Maria João Pires, saludó al público y, ¡sin partitura!, se sentó al piano y empezó a tocar dos obras de Schubert. Fue algo espectacular que nos dejó a todos impresionados», recuerda uno de los asistentes a aquel concierto. La relación de momentos estelares es muy amplia con óperas como La clemenza di Tito, de Mozart, o La flauta mágica, con la participación de Els Comediants.

¿Por qué se acaba? ¿Era caro para el espectador?

Hay un trasfondo económico, tal y como reconoció el gerente del Consorcio para la Promoción de la Música, Andrés Lacasa. Si el presupuesto de los últimos años era de medio millón de euros, 300.000 procedían de Novacaixagalicia. Al dejar de percibir esa subvención, hace ahora dos años, mantenerlo solo con los presupuestos del Consorcio era inviable. Hay aficionados que sostienen que el precio de las entradas a las actividades del festival era asumible por una familia. Otros recuerdan cómo en los últimos años la asistencia de público disminuyó notablemente.

¿Afectará a la Orquesta Sinfónica de Galicia?

En realidad, la OSG está ampliando su actividad puesto que ahora se ha unido a las sociedades filarmónicas de A Coruña, Vigo y Ferrol para los conciertos de música de cámara. Y hace lo propio con Amigos de la Ópera de A Coruña para la nueva programación lírica.

¿Qué supone el cambio?

La asociación de Amigos de la Ópera de A Coruña, que forma parte del Consorcio para la Promoción de la Música, participa en la nueva programación lírica que se desarrollará a lo largo de toda la temporada y que, según apuntaba ayer la presidenta de Amigos, Natalia Lamas, se dará a conocer a principios del próximo mes de junio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Réquiem por el Festival Mozart