Los nuevos visitantes, emocionados con la fuerza de las pinturas de Altamira

La Voz PILAR PALAZUELOS | EFE

CULTURA

El Museo y Centro de Investigación ha iniciado las visitas experimentales al interior de la cueva original, para probar el efecto de la presencia humana en unas pinturas rupestres de hasta 20.000 años de antigüedad

27 feb 2014 . Actualizado a las 22:50 h.

Los tres hombres y las dos mujeres que hoy han sido los primeros en participar en las visitas experimentales de Altamira han mostrado su «emoción» tras entrar al interior de la cueva, donde han podido ver unas pinturas que, según aseguran, a simple vista «conservan bastante fuerza». Y ese ambiente de nervios y emoción se percibía ya desde primeras horas de la mañana en el museo de Santillana del Mar (Cantabria), cuyo personal lleva semanas preparando este día para que todo saliera a la perfección.

El Museo y Centro de Investigación de Altamira ha iniciado las visitas experimentales al interior de la cueva original -cerrada al público desde 2002-, para probar, hasta después del verano, el efecto de la presencia humana en unas pinturas rupestres de hasta 20.000 años de antigüedad. Esas visitas, de 37 minutos, con cinco personas más el guía cada semana, se elegirán por sorteo entre quienes acudan al museo, con el fin de dar continuidad a los estudios que se están realizando sobre el estado de la cueva desde septiembre de 2012.

Hoy entre los agraciados había dos periodistas. «Vine a Cantabria para trabajar y me he encontrado la sorpresa de ser parte del reportaje», ha manifestado Javier Miguel Ors, redactor de La Razón, que es el único de los elegidos que había pisado antes la cueva original. De los cinco seleccionados, tres son cántabros, una malagueña y otro de Madrid. Las papeletas que depositaron en una urna fueron seleccionadas por la mano de una empleada del museo en el esperado sorteo que se celebró pasadas las 11.00 horas.