Berlinale 2014: El cine chino renace en Berlín

La intriga criminal de «Black Coal, Thin Ice» se hace con el Oso de Oro y el premio al mejor actor, que se suman a otro filme chino galardonado por su contribución artística


berlín / e. la voz

Con el Oso de Oro a la mejor película para Black Coal, Thin Ice, de realizador Diao Yinan, el cine chino pareció ayer renacer como potencia creativa en Berlín. Hace ahora veinticinco años, Zhang Yimou enarboló en este mismo festival, con Sorgo rojo, el estandarte de lo que entonces se llamó Quinta Generación del séptimo arte de su país, que, con sus películas y las de Chen Kaige, campeó por los certámenes internacionales.

Por eso, el triunfo abrumador del cine chino en esta 64.ª Berlinale , en la que la estimable Black Coal, Thin Ice se hizo además con el premio al mejor actor ?paraLiao Fan?, sumado al añadido del torticero premio a la contribución artística concedido a la estomagante e histérica utilización de la invidencia en Blind Massage, del dañino cineasta Ye Lou, parece marcar una nueva tendencia en la industria fílmica de aquel país, en una clara occidentalización que huye de la etapa historicista de Yimou o Kaige y que define muy bien la cinta ganadora, una minuciosa y bien construida película de género criminal asimilable perfectamente en todos los mercados. Asistimos, así, a un trasvase clarividente a la industria audiovisual del marco económico global y el rol de China. Parece claro que no miran ya hacia su mercado interior sino que han inaugurado un estilo de producción que aspira a la gran tarta del box-office internacional.

Anderson y Linklater

El jurado presidido por el productor norteamericano James Schamus, pareció responder a un equilibrio entre China y Estados Unidos al conceder su Gran Premio a Wes Anderson y su El Gran Hotel Budapest, y el Oso de Plata a la mejor dirección a Richard Linklater, premio que provocó la mayor ovación de la sala, por su apasionante experiencia de viaje real en el tiempo con sus actores de Boyhood. Es el segundo galardón como director de Linklater en Berlín, tras el de Before Sunrise en 1995.

Otro triunfador claro de la noche fue el veteranísimo Alain Resnais , quien con su vodevil teatral Aimer, boire et chanter, se llevó dos premios de respeto, el Alfred Bauer, que le fue otorgado por las «nuevas perspectivas» que su cine sigue abriendo ¡a los 91 años!, y el Premio de la Crítica.

El resto del palmarés lo completaron el Oso de Plata a la mejor actriz para la japonesa Haru Kuroki, en The Little House, de Yoji Yamada, algo así como un Amar en tiempos revueltos de qualité; y el premio al mejor guion a la cáustica crítica del integrismo católico de Kreuzweg, , que solo puede valorarse como escaso logro para el cine alemán. Muchos consideraban a Kreuzweg, de Dietrich Brüggemann, como favorita, y una ocasión propicia, a la vista de la repercusión y fiereza de la película, para salir de ese páramo que eleva a 28 el número de años en que un alemán ?Reinhard Hauff lo ganó por Stammheim en 1986? no recoge el Oso de Oro.

Lo espeso de la mayoría de los premios dados, y esa entente EE.UU.-China (en el jurado debió de mandar mucho el estelar actor Tony Leung), se agrava en su injusticia con el olvido total de las excelentes películas de Dominik Graf y de Celina Murga. Y, por encima de ellas, ?71, el abrumador y tenebrista thriller político sobre el IRA y la guerra sucia que firma el realizador Yann Demange, el cine realmente indeleble de esta más que aceptable Berlinale y al que no dieron ni las gracias.

Así quedó el palmarés de la Berlinale 2014:

Oso de Oro: Bai Ri Yan Huo (Black Coal, Thin Ice), de Yinan Diao (China)

Oso de Plata, Gran Premio del Jurado: The Grand Budapest Hotel, de Wes Anderson (Reino Unido, Alemania)

Premio Alfred Bauer: Aimer, boire et chanter, de Alain Resnais (Francia).

Oso de Plata al mejor director: Richard Linklater, por Boyhood (Estados Unidos)

Oso de Plata a la mejor actriz: Haru Kuroki, por Chiisai Ouchi (The Little House), de Yoji Yamada

Oso de Plata al mejor actor: Liao Fan, por Bai Ri Yan Huo («Black Coal, Thin Ice»), de Yinan Diao.

Oso de Plata al mejor guión: Kreuzweg, de Dietrich Brüggemann (Alemania).

Premio a la mejor ópera prima: Güeros, de Alonso Ruizpalacios (México).

Oso de Plata a la mejor contribución artística: Tui Na (Blind Massage), de Ye Lou (China, Francia)

Oso de Oro al mejor cortometraje: Tant qu'il nous reste des fusils à pompe, de Caroline Poggi y Jonathan Vinel (Francia)

Oso de Plata al mejor cortometraje: Laborat, de Guillaume Cailleau (Francia).

Premio de la Crítica Internacional FIPRESCI, sección oficial: Aimer, boire et chanter, de Alain Resnais (Francia).

Premio de la Crítica Internacional FIPRESCI, sección Panorama: Hoje eu quero voltar sozinho, de Daniel Ribeiro (Brasil).

Premio de los Jurados Ecuménicos: Kreuzweg, de Dietrich Brüggemann (Alemania).

Premio »Gilde« de la Asociación de Cines y Teatros de Arte: Boyhood, de Richard Linklater (EEUU)

Premio Teddy al cine homosexual: Hoje eu quero voltar sozinho, de Daniel Ribeiro (Brasil).

Premio Amnistía Internacional: Al midan, de Jehane Noujaim (EEUU, Egipto).

Gran Premio del Jurado de la sección Generation Kplus: Ciencias Naturales, de Matías Lucchesi (Argentina, Francia).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Berlinale 2014: El cine chino renace en Berlín