Una exposición en el MoMA recrea la relación de amor-odio de Wright con el rascacielos

Solo construyó dos rascacielos al final de su vida, pero proyectó la torre más alta jamás levantada

Efe

El gran arquitecto de EE.UU., Frank Lloyd Wright (1867-1959), tenía una relación de amor-odio con el edificio más representativo del país, el rascacielos, tensión teórica que se expone desde ayer en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York con el título Densidad contra dispersión. Por un lado, solo construyó dos rascacielos al final de su vida, pero proyectó la torre más alta jamás levantada. Por otro, su proyecto utópico Broadacre City luchaba contra la masificación del modelo de urbe estadounidense y habló antes que nadie de sostenibilidad. El MoMA preparó esta muestra, abierta hasta el 1 de junio, tras adquirir los archivos del arquitecto que pertenecían a la Universidad de Columbia. Entre miles de documentos, los comisarios hallaron planos, revistas y escritos que reflejan el dilema moral que Wright vivía entre el reto arquitectónico de resonancias babélicas de construir más y más alto y su rechazo a una ciudad convertida en umbríos cañones urbanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Una exposición en el MoMA recrea la relación de amor-odio de Wright con el rascacielos