Rosa Regás: «Puedo permitirme criticar»

La autora reivindicó en A Coruña la República y los valores que encarna


A Coruña / La Voz

Considera un compromiso «la reivindicación de la República». De ello habló anoche en la librería Lume de A Coruña, en un acto organizado por el Ateneo Republicano de Galicia. Rosa Regás (Barcelona, 1933) sostiene que «pocos conceptos políticos y religiosos han sido tan maltratados como la República». Habla con pasión, con la bandera republicana en la solapa, firma ejemplares de su última novela, Música de cámara (Seix Barral) y hace afirmaciones rotundas: «Lo que alcanzó la República en educación no lo hemos alcanzado todavía».

-¿Y los errores?

-Sí, cometió muchos errores... La República, la monarquía, Rajoy, Zapatero, Felipe González... Todo el mundo comete errores; si no, los canonizarían. Que no eran errores, sino el no haber respondido a una situación que no esperaban. Hay que reivindicar la República.

-¿Por qué?

-Es una forma mas racional de gobierno. Una monarquía se basa en creencias que son valores muy respetables, pero que no pueden ser aplicables a todo el mundo. La tradición de Galicia no la puedo aplicar a Andalucía, ni la de España al Congo. Mientras que las ideas pueden ser aplicadas a todo el mundo: la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad. Esta es la gran diferencia. En un país normal esto se enseñaría a la gente y sabría por qué defiende una cosa o la otra.

-El eco que llega de la República es de entusiasmo, ¿por qué?

-No hay más que ver las fotografías. Mujeres que habían estado toda la vida metidas en sus casas y ven que la República les da esa igualdad con los hombres. El ejemplo maravilloso de Clara Campoamor.

-¿Están comprometidos los escritores actuales?

-Los escritores son parte de la sociedad. Habrá alguna persona comprometida, pero pocas. Muchos escritores tienen miedo. Yo hice escribí contra el señor Mascarell, que había sido socialista y se pasó al cargo de consejero de Cultura. Decía que ese señor vale mucho pero la ideología es la ideología y la estrategia personal no puede pasar por delante. Y se me acabó escribir en un periódico catalán y el programa que tenía en una radio. Hay gente que dice las cosas como las piensa y se la juega... Como yo. Otros no se lo pueden permitir y se las callan.

-Usted no suele callarse, ¿no?

-Yo me lo puedo permitir un poquito más porque mis hijos son mayores, tengo una pensión... Pero es muy duro, tal y como está el oficio de escritor. Antes se encerraba en la soledad de su casa y escribía. Ahora hay que llevar una especie de vida pública para que el libro en lugar de estar tres meses en la librería pues esté cuatro.

-Ese es otro drama, ¿no?

-Hay tantos libros. España es el país de Europa que publica mas títulos y el que tiene menos lectores, es una cosa rarísima. En España todo el mundo escribe una novela pero nadie la lee [risas]. Bueno, es un chiste, pero sí que somos muy poco lectores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Rosa Regás: «Puedo permitirme criticar»