Y la verbena invadió el Coliseo

La orquesta Panorama celebró en A Coruña su 25.º aniversario con un gran concierto en el que participó un amplio elenco de artistas


Redacción / La Voz

El 25.º aniversario de la Orquesta Panorama en el Coliseo coruñés fue una gran fiesta. La respaldó una marea conformada por unas 6.000 personas entregadas a la causa desde el minuto uno. Primero, con una espectacular introducción cinematográfica con alusiones a Batman y Matrix. Luego con un popurrí de temas de Michael Jackson entremezclando con escenas de filmes míticos como Gilda y Casablanca. Y cuando ya los ojos de la audiencia estaban como platos, se pulsó el dispensador de pachanga con un set de merengue y regaetón.

Ya no había vuelta atrás. A partir de ahí empezaron a desfilar los invitados. El encargado de inaugurar las colaboraciones fue Javier Gurruchaga, que diluyó a los Rolling Stones en su mítica Corazón de Neón de la Orquesta Mondragón, para luego honrar la memoria de The Beatles con Back The U.S.S.R. Luego saltaría a escena Pastora Soler que con su vozarrón interpretó la balada Quédate conmigo y Edurne, marcándose varios temas de su últimos disco.

Entremedias, la Orquesta Panorama revisaba grandes éxitos y daba rienda suelta a sus escenografías. Una de las más espectaculares correspondió a su particular versión del Getsemani de la ópera rock Jesucristo Superstar. Con el cantante crucificado en lo alto del escenario elevado sobre un circulo de luz dejó a la gente boquiabierta. Pero en nada todo volvía a la fiesta con gritos de «¡Panorama oé, Panorama oé!» y la gente agitando las banderas conmemorativas del 25º aniversario.

Entre los artistas que se sumaron a la fiesta destacó Mónica Naranjo. Vistiendo Desátame y Pantera en libertad de hard-rock, arrasó con una audiencia que pidió más temas. No podía ser. El espectáculo estaba totalmente definido para que desfilasen por allí Antonio Orozco y, sobre todo, David Bustamente que se metió al público en el bolsillo protagonizando un dueto con Pastora Soler.

Pero al final, pasadas ya de las tres de la mañana, la Orquesta Panorama optó por endurecer el set. Y así cayeron loas al Highway To Hell de AC/DC y el Enter Sandman de Metallica antes de concluir la fiesta de cumpleaños más verbenera de la historia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos

Y la verbena invadió el Coliseo