Hugh Jackman: «Si quieres que te dejen en paz en España, levántate pronto»

El cotizado actor recorrió San Sebastián en bicicleta antes de recibir el Premio Donostia del Festival de Cine


El actor Hugh Jackman ha recorrido San Sebastián en bicicleta a pocas horas de recibir el Premio Donostia del Festival Internacional de Cine de la ciudad en un paseo de «dos horas increíbles». «Si quieres que te dejen en paz en España, levántate pronto», ha ironizado, tras explicar que ha pasado por la Universidad entre jóvenes que descansaban de sus clases fumando, sin ser reconocido.

Hugh Jackman recibirá este viernes el Premio Donostia del 61 Festival Internacional de Cine de San Sebastián en la gala a celebrar en el Kursaal de la capital guipuzcoana, donde se proyectará la última película protagonizada por el actor, Prisioners, dirigida por Denis Villeneuve.

En rueda de prensa para presentar este filme, el actor, acompañado del Villeneuve y el productor de la cinta, se ha dirigido al público que abarrotaba la sala con un «arratsaldeon», buenas tardes en euskara, y ha confesado que para él es «increíble» recibir el Premio Donostia en San Sebastián, donde ha asegurado «nos hacéis sentir como si estuviésemos en casa». «Tan en casa que hasta el intérprete es de Australia», ha apuntado en tono jocoso.

El actor ha señalado que este viernes por la mañana ha madrugado para andar en bicicleta desde las 08.30 horas por la ciudad. «He visto la universidad, han sido dos horas increíbles», ha señalado. «Si quieres que te dejen en paz en España, levántate pronto», ha ironizado.

Jackman, preguntado sobre su imagen de sex symbol, ha apuntado que con 18 años las chicas huían de su lado, por lo que es una faena tener esa imagen sexy «cuando uno lleva 15 años casado y tu mujer te manda a sacar la basura».

El actor ha reconocido haber tenido «mucha suerte» en su carrera y ha destacado que «ahora puede elegir más» sobre sus papeles que en sus inicios y trabajar «con grandes directores» con «maestros» como Villeneuve, algo que es «un lujo».

Preguntado por sus ídolos de juventud, ha citado a grandes actores como Gregory Peck, Harrison Ford o Robert de Niro, y sobre su papel como Lobezno ha indicado que fue un papel que le encantó porque es «un gran personaje, uno de los más importantes del cómic». Preguntado sobre si podría usar sus talentos como cantante y bailarín para hacer un musical sobre ese personaje, ha indicado que «eso no va a suceder conmigo interpretando el papel».

«Los grandes personajes siempre sobreviven a los actores que les interpretan», ha apuntado, para añadir que aún no sabe quién podría sustituirle en ese papel. Sobre cuándo dejará de interpretar a ese personaje, se ha limitado a señalar que «ocurrirá algún día» aunque todavía no sabe cuándo.

Preguntado sobre un posible Oscar, ha indicado que se limita a seguir trabajando y «ser feliz» porque lo demás «si tiene que llegar, llegará».

A la pregunta de con qué director le gustaría trabajar en un futuro, el actor ha apuntado al australiano Peter Weir, con el que le «encantaría» rodar.

En cuanto a su papel de hombre atormentado en Prisioners, ha explicado que «cuando trabajas con las personas adecuadas alrededor», con todo el equipo, «sin miedo a abrirte y mostrar tu corazón, temores y vulnerabilidades» es «una catarsis». «Cansa mucho, pero cuando lo haces bien, te sientes fantástico», ha indicado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

Hugh Jackman: «Si quieres que te dejen en paz en España, levántate pronto»