«Estamos en el fin de la adolescencia»

Lori Meyers llega a Galicia dos años después de su último concierto en el Festival do Norte. Encabezan el Festival Pop Up!, un nuevo evento que se suma con empuje al calendario estival


Lori Meyers han llegado a un punto de interacción con sus fans que sus conciertos son una fiesta total. «Siempre es muy intenso, pero esta vez vamos a intentar llevarlo un poco más allá», explica Noni, el carismático cantante del cuartero granadino. «Yo empiezo a sudar, la camisa se convierte en un saco lleno de agua. Me da más apuro tenerla puesta que estar a pecho descubierto», dice.

-Hay un vídeo en Youtube de unos novios que entraron en su banquete con una canción suya. Arrasó en Internet.

-[Risas]. Lo conozco. Fue algo muy especial para nosotros. El tema fue un exitazo. Acabamos en los telediarios nacionales, fue un flipe. Ellos son muy majos, ya tienen un crío ahora y es lo más bonito: que algo dure y venga después una personilla más. Siempre que vamos a Murcia nos vienen a ver.

-¿Es «Impronta» el disco de la crisis de los treinta?

-Seguro y, además, con un plus de ruptura. La vida te obliga a darte cuenta de que todo son etapas. Estamos en el fin de la adolescencia con un montón de amores rotos, familiares que perdimos y amistadas que se terminaron.

-Siguen dando algo de pudor sus letras por su sencillez. Hay canciones que parecen conversaciones de amigos.

-Es lo que pide nuestra música, que es llana y directa. Nunca hemos tenido pretensiones. En las letras queremos hablar de cosas cercanas, en armonía con esa idea. Yo no puedo escribir un libro sobre Emborracharme. Es una letra etílica y, cuando estas así, dices cosas como las de la canción. Son como historias que le contarías a un colega.

-Grabaron con Sebastian Kyrs y fueron criticados por su pasado comercial. Ahora Vega ha grabado con él y en la nota se le dice como productor de Lori Meyers.

-Será por darle un envoltorio indie [risas]. Es broma. Mira, este país es así, hay que admitirlo y contar con ello. Sebastian tenía una larga lista de grupos a sus espaldas, pero, claro, destacaban los que habían ganado Grammys [Enrique Iglesias, Ricky Martin]. Pero también tiene otro tipo de bandas. Esa polémica es absurda. A nosotros nos ha dado un sonido con un gran punch. En eso él es un máquina. Nos vino muy bien.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Estamos en el fin de la adolescencia»