Manel Loureiro: «Hay que darle algo a quien paga 20 euros por un libro»

El autor pontevedrés da el salto a Planeta con «El último pasajero», una intriga con trasatlántico nazi fantasma


Santiago / La Voz

En el principio fueron los zombis y su proletariado del terror. Ahora es un trasatlántico nazi fantasma en el día anterior al inicio de la Segunda Guerra Mundial. El último pasajero (Planeta) es la nueva, y cuarta, novela de Manel Loureiro quien asegura que lo suyo es intentar «atrapar al lector y no dejar que suelte el libro».

-Su vida como escritor comenzó desde un blog, pasó por las tabletas y llegó al libro convencional. ¿Cómo interpreta ese traslado?

-Todo ha sido muy progresivo. Comenzó como un guijarro que cae por una colina, que va arrastrando a otras piedras y cuando te das cuenta tienes media montaña deslizándose ladera abajo. Voy montado en esa ladera y arrastrado por esos acontecimientos aunque los haya desencadenado. Todo ha cambiado mucho y nada ha cambiado porque sigo haciendo lo mismo que al principio: contar historias. Ha cambiado la escala. Si al principio hablaba para diez ahora hablo para mil. Una cosa es escribir y otra es vender libros. Encontrar el delicado equilibrio que permita escribir y vender libros sin que una cosa influya en la otra es lo difícil.

-¿En esta novela ha encontrado ese delicado equilibrio?

-Está, está. Es una novela a la que le llevaba dando algunas vueltas incluso antes de mi anterior novela. Es la historia de un carguero que cruza el Atlántico en 1939 y que encuentra un trasatlántico nazi llamado Walkirie en el que todo está como si los pasajeros acabaran de levantarse, pero no hay nadie, solo un bebé. Años después hay un hombre que decide restaurar el barco y hacer el mismo viaje para saber qué paso. Aquí empieza la aventura.

-¿Qué espera que consiga esta historia?

-La novela es un misterio que yo le propongo a los lectores. Yo espero que se suban al carrusel, que es como me gustan las novelas, y que se dejen llevar por los protagonistas. Me gusta que los acontecimientos arrastren a los lectores de manera que quieran pasar página para saber lo que va a suceder, para saber cómo acaba. Si esto sale bien es que el equilibrio se consiguió. Hay que darle algo a quien paga 20 euros por un libro.

-¿Hay mucha competencia en eso de encontrar el equilibrio?

-Claro que sí. Y menos mal que la hay. Sería triste que solo hubiera media docena de voces contando. Lo importante es que cuentes una historia que sea como un puñetazo para el lector. Esto depende del escritor.

-Finalmente ¿«Apocalipsis Z» tendrá versión en cine?

-El proyecto sigue adelante aunque en este momento la industria cinematográfica española está machacada por la crisis. Se supone que antes de que acabe este año se iniciará el rodaje. Pero ese no es mi negocio. Lo mío es contar historias y escribir libros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Manel Loureiro: «Hay que darle algo a quien paga 20 euros por un libro»