Robert Redford: «Dejaré el cine cuando me desenamore de esta profesión»

El actor presenta fuera de concurso en el Festival de Cannes su última película, «All is Lost»

REUTERS

Tiene 76 años y acaba de sobrevivir a un extenuante naufragio en All is Lost, pero el actor Robert Redford, la estrella de la jornada en el Festival de Cannes, aseguró que no tiene previsto retirarse.

«No planeo parar. Cuando era joven decidí hacer lo máximo de la vida. Lo que sí podría pasar es que me desenamore de la profesión, pero eso no ha pasado», dijo el director antes de entrar en la rueda de prensa para presentar la película de J.C. Chandor (Margin Call), que estrena hoy fuera de concurso en el Festival de Cannes.

Vestido con unos sencillos jeans y una camisa azul claro, el actor y realizador explicó que siempre se mantuvo fuera del sistema. «Vivo en las montañas de Utah, donde construí mi casa. Me fui para mantenerme alejado de las otras tentaciones de Hollywood. Crecí en Los Ángeles, para mí (Hollywood) no tenía magia», señaló Robert Redford, quien aseguró que mantener separada su vida profesional de su vida personal le ha mantenido tantos años en la profesión. «Si hubiera vivido dentro del sistema no estaría aquí ahora. Me gusta actuar y espero poder continuar haciéndolo».

Y fuera del sistema se encuentra también la película que hoy mostró en Cannes, todo un monumental desafío físico para el actor nacido en 1936, que nunca antes había navegado. «Fue duro», admitió el director, que quiso hacer todas las escenas que pudiese él mismo sin recurrir a dobles por una cuestión de «ego».

En All is Lost, Redford es protagonista absoluto. La cinta, sin apenas diálogos, se centra en de las peripecias de un hombre que navega con su barco por el Índico. Su velero choca contra un container a la deriva y comienza a hundirse. Ahí comienza su verdadera lucha durante ocho días por la supervivencia, haciendo frente a las fuerzas de la naturaleza.

«Para mí las historias más atractivas son las historias que hablan sobre la condición humana» y eso ahora se encuentra en las películas independientes, señaló el actor, quien a lo largo de su carrera sólo compitió en una ocasión en Festival de Cannes y fue también con una historia de supervivencia: Jeremiah Johnson (1972).

All is Lost le sedujo por varias razones, porque «era audaz, muy diferente». No había diálogo y eso es atractivo para los actores «porque tienes que convencer sin decir una palabra», señaló. Además, Chandor «tiene visión» y «un buen director tiene que tener visión», pero sobre todo porque «presta mucha atención a los detalles», explicó el actor y director, quien conoció a Chandor a través del Festival de Sundance, donde se mostró su primera película, la exitosa Margin Call.

Tras 30 años apoyando el cine independiente en Sundance (el certamen de cine que él fundó y preside), nadie le había pedido que actuara en una película suya, comentó Robert Redford, quien aseguró sonriendo que esa fue otra de las razones para aceptar el trabajo, que ha sido bien recibido por la prensa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Robert Redford: «Dejaré el cine cuando me desenamore de esta profesión»