Un vigués va a Cannes con un filme norteamericano

Diego Romero es director de fotografía de Robert Minervini

Diego Romero quiere instalarse en Estados Unidos.
Diego Romero quiere instalarse en Estados Unidos.

Vigo / La Voz

El director de fotografía vigués Diego Romero Suárez-Llanos estará el sábado en Cannes, asistiendo al estreno de la película Stop the pouding heart, que competirá en la sección oficial del festival de cine francés. La película ha sido dirigida por el italonorteamericano Robert Minervini. «Es la culminación de una trilogía, La vida en Texas, que comenzamos hace unos años con el rodaje de The Passage», explica el cineasta vigués, que en esta ocasión coescribió el guion con Minervini.

«La película fue rodada en Texas y narra la crisis de identidad religiosa de una chica que vive en una familia fundamentalista presbiteriana del rural norteamericano, donde son muy republicanos», explica Diego Romero. Si en esta ocasión, el trabajo fue seleccionado para competir en Cannes, el pasado año, Low tide, la segunda entrega de la trilogía, participó en la sección Horizontes del Festival de Cine de Venecia.

No ha sido esta película su único trabajo internacional en el último año. «Después del rodaje con Minervini, me fui a la India, donde participé, también como director de fotografía, en el rodaje de dos películas con Buddhadeb Dasgupta. «Ya es casualidad, pero el actor de una de las películas también ha sido seleccionado por el Festival de Cannes», afirma el director de fotografía vigués.

De Filipinas a la India

Su relación con la India no es nueva. Es donde comenzó a trabajar profesionalmente en el mundo del cine hace ya unos años. Estudió en Barcelona hace dieciocho años, pero después se trasladó a Filipinas. «No encontraba trabajo en España y tuve que buscarlo fuera y di clases de fotografía en Filipinas, donde hice contactos con gente que trabajaba en India», apunta el cineasta vigués. Desde entonces, ha trabajado en numerosas películas en el subcontinente asiático. Diego Romero nunca ha podido trabajar en España, aunque ahora ha comenzado a hacer contactos que le podrían ayudar en el futuro. «He conocido a gente en el Festival de Róterdam», señala.

Aun así, Diego Romero tiene como objetivo trasladarse a Estados Unidos. «En cuanto pueda tener un agente me iré a vivir a Los Ángeles, que es donde se hace cine», explica. De momento, el jueves viajará a la localidad francesa para poder asistir dos días después al estreno de su última película.

Por aquí será difícil ver estas producciones. «Conseguirnos que Low tide fuese distribuida por Italia y Francia, y ahora saldrá el deuvedé con subtítulos en italiano», pero a España no llegó», explica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Un vigués va a Cannes con un filme norteamericano