Miguelanxo Prado gana por tercera vez el premio a la mejor obra en el Salón del Cómic de Barcelona

El libro, Ardalén, es un proyecto ambicioso en el que el dibujante gallego llevaba años trabajando


A Coruña

Lo había ganado ya con Trazo de tiza y A mansión dos Pampín, y lo ha vuelto a obtener con Ardalén. El Salón del Cómic de Barcelona ha vuelto a distinguir a Miguelanxo Prado (A Coruña, 1958) con el premio a la mejor obra de un autor nacional. El libro, Ardalén, es un proyecto ambicioso en el que el dibujante llevaba años trabajando, y en el que aborda las complejas relaciones entre la imaginación y la percepción real, los hechos tal como ocurrieron y, por otra parte, cómo se recuerdan. El encuentro entre una joven que busca pistas del pasado emigrante de su abuelo y un anciano solitario pone en marcha un mecanismo narrativo que Prado completa con otras historias secundarias y otras informaciones complementarias a la principal.

Prado acogió con especial agradecimiento el premio, ya que considera Ardalén una obra especial desde el punto de vista creativo y personal. «Había moitas cousas que quería contar que nas obras anteriores quedaran fóra por cuestión de espazo. Marca un punto de inflexión na miña obra», explicó. Ardalén saldrá ahora en Francia y en sus traducciones al alemán y holandés, junto con una segunda edición en gallego, publicada por El Patito (la versión castellana la edita Norma). «É algo do que me sinto moi orgulloso: que se esgote tan rápido a primeira edición e xa saia outra en galego é algo histórico».

Otro dibujante gallego, David Rubín, también optaba a este galardón por la segunda parte del cómic El héroe.

Votación
20 votos

Miguelanxo Prado gana por tercera vez el premio a la mejor obra en el Salón del Cómic de Barcelona