La Berlinale abre su paseo planetario, del épico Wong a la indómita Deneuve

Se proyectarán más de 400 peplículas


La 63 edición de la Berlinale abre mañana un paseo planetario a través de 400 filmes, empezando con The Grandmaster, de Wong Kai Wai, hasta desembocar en una Catherine Deneuve y dejando un hueco para el cine español en la sección Panorama con Ayer no termina nunca, de Isabel Coixet.

Ayer no termina nunca, con Javier Cámara y Candela Peña, es la nueva aportación a la Berlinale de la directora española tras Mi vida sin mí (2003), Elegy (2008) y Escuchando al juez Garzón (2012).

Coixet retrata, esta vez, la crisis española en su versión más doméstica -dos personajes-, temática compartida por La Plaga, de Neus Ballús -esta vez, con cinco protagonistas-, filme incluido en la sección Forum y además en la apertura del Talent Campus. Pero la 63 edición de la Berlinale viajará desde la China de 1936 al restaurante de la Bretaña de la Deneuve, esos son los puntos de arranque y de destino del festival, cuyo recorrido incluye desde minas de oro en Canadá a granjeros expropiados por la industria del gas, más un Jafar Panahi empeñado en hacer cine en Irán, pese a su inhabilitación. La épica de Wong se exhibe fuera de concurso, ya que el maestro chino acude a Berlín como presidente del jurado que dictará sentencia entre los 19 aspirantes a los Osos.

Entre los filmes a competición y resto de secciones se anuncia un abultado desfile de estrellas en la Berlinale, desde Deneuve y sus colegas Juliette Binoche e Isabelle Hupert a Matt Damon, Jude Law, Nicolas Cage, Jeremy Irons, el cantante-actor Shia LaBeouf y un Ethan Hawke, una vez más, como pareja de Julie Delpy. Habrá además un buen repertorio de mujeres poderosas fuera de programa, como Isabella Rossellini, que recibirá una Cámara de Oro, Anika Ekberg, dando lecciones en el Talent Campus, Jane Fonda, invitada por el patrocinador del festival -L'Oreal- y Sharon Stone, en la gala «Cinema por Peace».

La lista de aspirantes a Oso de Oro en la Berlinale incluye a Steven Soderbergh, en lo que se anuncia como su despedida del cine -el thriller Side Effects-, Gus Van Sant, con Promised Land y el bosnio Danis Tanovic (Óscar a la mejor película de habla no inglesa por En tierra de nadie).

Representando a Latinoamérica en la Berlinale estará Gloria, la producción chileno-española de Sebastián Lelio interpretada por Paulina García, con un personaje que el director del festival, Dieter Kosslick, define como de un «positivismo esperanzador». Van Sant centra su película, con Damon y Frances McDormand, en un colectivo de expropiados, mientras Tanovic repasa a otros desheredados, en An episode in the life of an Iron Picker. Una de las apuestas personales de Kosslick es el debut de Kazajistán en competición, el filme Uroki Garmonil, del debutante Emir Baigazin, estreno de ese país centroasiático en competición. A modo de reconocimiento a la tenacidad incluyó Kosslick Pardé, el filme con el que se espera recibir a Panahi, dos años después de ser «miembro en ausencia» del jurado por estar en arresto domiciliario por el régimen de Ahmadineyad.

El cine francés acaparará la alfombra roja de la Berlinale, con Binoche como Camille Claudel recluida en un asilo y Hubert en un convento.

Por parte estadounidense acudirán, junto a Soderbergh y Van Sant, la comedia Prince Avalanche, con Paul Rudd y Emile Hirsch, The necessary death of Charlie Countryman, dirigida por Fredrik Bond e interpretada por LaBeouf, otra de las presencias estelares anunciadas por Kosslick.

El país anfitrión estará representado por Layla Fourie, de Pia Marais, acompañada de Gold, interpretada por una de las musas locales de la Berlinale, Nina Hoss.

Habrá un buen aporte de cine del Este en la Berlinale, como la película rusa A long and happy Life, de Boris Khlebnikov y la rumana Polizia Copilului (Child's Pose), de Clin Peter Netzer, además del debutante kazajo.

Fuera de concurso se exhibirán el tercer encuentro romántico entre Hawke y Delpy, en «Before Midnight», de Richard Linklater, así como Nigth train to Lisbon, de Bille August y con Jeremy Irons.

De la sección Panorama de la Berlinale destaca la refrescante Don Jon's Addiction, con Joseph Gordon-Levitt ejerciendo de actor-director y «sufriendo» su adicción al porno, por mucho que le pongan delante al ser más hermoso del mundo, Scarlett Johansson

También en esa sección se proyectará Lovelace, de Rob Epstein, con una Stone más comedida de lo que se espera de ella y en un filme sobre la protagonista de Garganta profunda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Berlinale abre su paseo planetario, del épico Wong a la indómita Deneuve