Kathryn Bigelow: «Deberíamos cuestionar los métodos de la CIA»

Bigelow revela cómo se concentró en la «cacería en tierra» de Bin Laden y en la mujer que desencadenó su muerte


En la ceremonia de los Óscar del 2010, Kathryn Bigelow hizo historia al convertirse en la primera mujer en ganar la estatuilla al mejor director. Hasta entonces había sido una realizadora menospreciada, pero de la noche a la mañana todo cambió gracias a En tierra hostil, una historia de brillante narrativa sobre la guerra de Afganistán. El tema bélico le atrae tanto a Bigelow que ha sustituido a Oliver Stone en un género en el que hoy es la maestra.

Pintora de talento, formó parte del movimiento cultural de Nueva York en los años 70, junto a Rauschenberg, Serra y Susan Sontag, y ahora estrena La noche más oscura, sobre la captura de Osama Bin Laden.

-La película parece dividida en dos partes: la búsqueda de Bin Laden y su captura.

-Fue una elección deliberada concentrarme en cómo se manufacturó la cacería en tierra. Esa fue mi motivación para contar esta historia intensa y dramática. Como directora, creo que la forma de leer el universo de los personajes es menos importante.

-Es la directora del género bélico del momento.

-Me halaga haber podido hacer esta película. El material es tópico y sustancial para el momento que estamos viviendo. He hecho un filme que informa sobre cómo una mujer fue el catalizador que acabó con la vida de Bin Laden y me sorprendió sorprenderme de que fuera una mujer.

-¿Maya es real?

-Maya está inspirada en una mujer que trabaja en la CIA, pero el personaje se basa en varias personas. Hemos comprimido diez años de persecución en dos horas. No he tratado de hacer un documental palabra por palabra.

-Es interesante que el filme esté dirigido, producido y protagonizado por mujeres.

-No pienso así. Creo que la historia es única y diferente, y eso es lo importante: no que esté hecha por mujeres. Me gustaría que no sorprendiera eso, nunca miro la vida desde una perspectiva de género ni creo que las mujeres tengamos un techo.

-Vuelve a sonar su nombre para recibir un Óscar.

-Y yo lo aprecio, por supuesto, pero tal vez lo importante de los premios es la oportunidad que brindan para despertar el interés del público, y este filme está hecho para que lo vean muchas personas.

-¿Ya tiene pensada su próxima película?

-Sí, pero aún estoy procesando el final de La noche más oscura. En unas semanas empezaré el nuevo guion.

-¿Cuál es su dinámica de trabajo con Mark Boal?

-Yo diría que es de colaboración. Sentimos mucho respeto el uno por el otro, y una y otra vez me he encontrado a mí misma inspirándome en su trabajo. Para poder hacer una película como esta tienes que confiar sin tapujos y amar cada línea que escribe tu guionista.

-Las secuencias de tortura e interrogatorios de su película han despertado revuelo en Estados Unidos. ¿Cómo se defiende?

-Deberíamos cuestionar los métodos utilizados por la CIA, pero no entiendo el debate sobre si incluir o no esas imágenes en la película: forman parte de la historia. Durante una década hubo cambios. La tortura fue uno de los métodos que utilizó la CIA y yo he intentado equilibrar la película con todo tipo de escenas, desde la tortura hasta otros métodos utilizados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Kathryn Bigelow: «Deberíamos cuestionar los métodos de la CIA»