Nadadora se separa

El grupo de O Grove dará sus últimos conciertos en Galicia el 28 de diciembre en A Coruña y el 29 en Vigo


A Coruña / La Voz

La historia ha llegado a su fin. Nadadora, la banda que simbolizó junto a Triángulo de Amor Bizarro el bum del indie en Galicia en la pasada década, se separa. El motivo, tal y como señala su cantante y guitarrista Gonzalo Abalo, se debe «la imposibilidad de afrontar un nuevo trabajo y hacer una gira de presentación». La dispersión de sus componentes en diferentes ciudades de España por motivos laborales, ha quebrado completamente la rutina del grupo hasta el punto de hacer inviable su continuidad.

«Tenía algunas canciones compuestas y me da rabia, porque pienso que nuestro cuatro disco sería el mejor de nuestra carrera», lamenta Abalo que asegura que «en el mejor de los casos, ese disco no saldría hasta dentro de 3 o 4 años por lo que no tiene sentido seguir». Por ello han decidido dar carpetazo al proyecto. Y convertir la pequeña gira gallega de fin de año, junto a un posterior concierto en Madrid aún por cerrar, en el epílogo definitivo. Las fechas en Galicia serán el 28 de diciembre en A Coruña (Sala Le Club) y el 29 en Vigo (La Fábrica de Chocolate). «Van a ser unos conciertos muy especiales para nosotros, ya que será la última vez que estemos con nuestro público», señala Abalo.

Atrás quedan tres álbumes -Todo el frío del mundo (2005), Hablaremos del miedo (2007) y Luz oscuridad luz (2010)- y dos minielepés -Aventuras dentro de cajas (2004) y La química que nos une (2008) - que los convirtieron en un referente nacional. Así, han actuado en prácticamente todos los festivales indies de España (Primavera Sound, Benicassim, Contempopranea, Festival do Norte,...), siendo muy valorados por la crítica especializada.

Comparados en origen con bandas como Los Planetas y La Buena Vida, arrancaron su andadura en el año 2002 y, tras varios cambios en la formación y en el sonido, terminaron siendo un quinteto integrado por Sara Atán (voz), Gonzalo Abalo (voz y guitarra), Edu Romero (bajo), Montxo Couselo (teclados) y Daniel Abalo (batería). En su último trabajo se abrazaron el sonido noise-pop con claros guiños a bandas como My Bloody Valentine, Slowdive o Yo La tengo.

Pese a estar escribiendo el último capítulo del libro de Nadadora, la música continuará sonando en la mente creativa de algunos de sus miembros. Gonzalo Abalo presentará en el 2013 el proyecto que lleva desarrollando en paralelo junto a su hermano Daniel. Se trata de Antenas en el cielo, una célula de pop electrónico que enlaza con la vertiente más brumosa de Nadadora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

Nadadora se separa