La otra cara de los sesenta era un plátano

El primer álbum de estudio de The Velvet Underground cumple 45 años


santiago | la voz

Bien escuchado el disco y bien mirada la portada de The Velvet Underground and Nico, no había mucha relación entre ellos. Pero 45 años después, son inseparables y causa de una disputa sobre la propiedad de esa imagen que, como todo lo que ahora cotiza, se ha convertido en icónica.

Ayer se cumplieron 45 años desde la puesta en el mercado del primer disco de un grupo que, de no ser por su ánimo a contracorriente, podría haber sido tomado por un diseño de laboratorio. El grupo que tenía como centro a Lou Reed y John Cale había sido abducido por la creatividad de Andy Warhol, le habían puesto una cantante y tras la grabación, habían pasado algunos apuros para encontrar una discográfica que publicase un disco ingrato con las melodías, con los sonidos limpios y con el buen rollo. Casi ocho meses tardó en ser publicado y la leyenda dice que el disco se vendió poco en un tiempo en el que la piratería musica consistía en robar discos en los grandes almacenes. Uno por uno.

Desde la distancia del tiempo, Carlos Rego, guitarra y voz de Burgas Beat y autor de Nuevo rock americano (Ed. Milenio) explica el disco de la Velvet: «¡O disco do plátano! Receita nova e eterna: Lou Reed puña o rock'n'roll básico e as letras rompedoras; John Cale a vangarda e o ruído; Moe Tucker unha inimitable e deliciosa incompetencia instrumental; e Sterling Morrison o cool feito guitarra. Vestían de negro e levaban gafas de sol. O plátano aínda non podreceu».

En estos años, las canciones del álbum han acompañado a amables anuncios televisivos y se dejan de escuchar en cientos de discos, de manera que han llegado a ser superventas. Y también han tenido algunas broncas. Entre ellas, la que tiene que decidir un juzgado sobre a quién pertenece la imagen de portada: el plátano de Andy Warhol. Ahora el mismo plátano ilustra fundas de iPhone sin reportar beneficios a la Velvet. Es en lo que acaba el rock cuando se mezcla con dinero.

Pero la música no tiene la culpa y Tito Lesende, coautor de 201 discos para engancharse al pop rock español (Fundación Autor) señala que lo importante de esta primera grabación de la Velvet «é que, como mediofondista que sempre foi, soporta estupendamente o paso do tempo. O mesmo lles pasa a outros referentes, de Chuck Berry en adiante». Explica que el disco «é un toque de referencia para todo os que viñeron detrás, un disco pluriforme, un patrón por mérito propio».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

La otra cara de los sesenta era un plátano