Las Fallas y la catedral de Jaén, candidatas a Patrimonio de la Humanidad

Los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz, de Murcia, y el Valle Salado de Añana, de Álava, completan las candidaturas españolas


Las Fallas, la catedral de Jaén, los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz, de Murcia, y el Valle Salado de Añana, de Álava, serán las candidatas españolas a Patrimonio de la Humanidad, han informado hoy fuentes del Ministerio de Cultura.

El Consejo de Patrimonio Histórico celebró ayer y hoy en Tarragona una de sus dos reuniones anuales para elegir las candidaturas españolas y ha aprobado hoy la presentación de las elegidas a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial y a la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco

Como Patrimonio Cultural Inmaterial han sido seleccionadas la fiesta de Las Fallas de Valencia y los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz (Murcia). Ambas candidaturas serán examinadas por el comité intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, que tomará una decisión en noviembre del 2013.

Como Patrimonio Mundial, ha sido seleccionado el Valle Salado de Añana (Álava), como paisaje cultural, y la catedral de Jaén ha sido elegida como ampliación del bien conjunto renacentista de Úbeda y Baeza. Ambas serán evaluadas por el Comité de Patrimonio Mundial, que tomará su decisión en junio del 2014.

España no suscribió la Convención del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de la Unesco hasta 1984, pero hoy es, con 43 bienes, uno de los países que más contribuye a este catálogo, junto con Italia. Es además el país con más ciudades declaradas Patrimonio, pues 13 urbes ostentan este título: Alcalá de Henares, Ávila, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona y Toledo.

El 16 de noviembre de 1972 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) adoptó la Convención del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural con la idea de proteger aquellos lugares cuya importancia los convierte en patrimonio común universal y excepcional, susceptible de ser defendido y protegido.

Los primeros bienes españoles que fueron declarados en 1984, son el Centro Histórico de Córdoba; la Alhambra, el Generalife y el Albayzín en Granada; la Catedral de Burgos; el Monasterio del Escorial (Madrid); y en Barcelona el Palacio Güell y la Casa Milà («La Pedrera») de Antoni Gaudí.

Entre los lugares y bienes de España declarados Patrimonio de la Humanidad figuran la Cueva de Altamira (1985); las Iglesias prerrománicas del antiguo reino de Asturias (1985), el Monasterio de Santa María de Poblet (1991), los yacimientos de Atapuerca (2000); la Cripta de la Sagrada Familia (2005); o la Torre de Hércules, de A Coruña (desde el 2009). Además, España comparte dos bienes con sus países vecinos: Los Pirineos, con Francia, y el conjunto paleolítico de la Siega Verde, con Portugal. A esta situación se suma que desde junio del 2011 cuenta además con el primer lugar incluido en la categoría de paisaje cultural, la Serra de la Tramuntana de Mallorca.

El Consejo del Patrimonio Histórico, en el que participan los directores generales de Patrimonio de todas las Comunidades Autónomas y del Estado, también ha tratado estos días en Tarragona el nuevo plan de la Guardia Civil para proteger el legado histórico, la gestión del 1 % cultural y la revisión del plan nacional de catedrales y abadías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las Fallas y la catedral de Jaén, candidatas a Patrimonio de la Humanidad