«El Códice Calixtino es único por los valores que atesora»

xosé manoel rodríguez OURENSE / LA VOZ

CULTURA

El padre Miguel Vivancos, exprior de Silos y doctor en Historia, cree que el robo es fruto de la codicia de «alguien con mucho dinero»

15 dic 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Miguel Vivancos, autor de estudios sobre los beatos para la editorial Manuel Moleiro, pronunció ayer la conferencia Códices robados: historias de ayer y de hoy, en el Centro Cultural da Deputación de Ourense. El espacio cultural acoge, hasta el 8 de enero, la exposición 20 anos de mecenado, conservación e difusión da arte da miniatura.

-¿Robo y códices van de la mano?

-Robar es una actividad vinculada a la naturaleza humana. Nos gusta apropiarnos de lo ajeno y, en el caso de los libros antiguos, más por lo valioso de sus textos y sus ilustraciones.

-Hablamos de objetos de deseo.

-Sí. Antes de la imprenta cada uno de estos manuscritos era una joya única e irrepetible en sí misma: el texto era reproducido a mano, a veces durante meses o años. A eso se añade el coste del material -pergamino, papiro- y si lleva ilustraciones eso ya multiplica su valor de forma considerable. Así las cosas, estas obras de arte son objeto de deseo y de robo desde la más remota antigüedad.