«Diario anónimo» resume 40 años de pensamiento de Valente

El libro recoge apuntes, aforismos y poemas inéditos del escritor


madrid / efe

José Ángel Valente, poeta ourensano de visión universal, falleció en julio del 2000, y poco después se publicó su obra Fragmentos de un libro futuro. Ahora, uno de los grandes acontecimientos de la nueva temporada editorial es la aparición de su Diario anónimo, inédito. Un libro que publicará Galaxia Gutemberg-Círculo de Lectores en la primera semana de septiembre y que ha contado con la edición del poeta y crítico canario Andrés Sánchez Robayna, albacea del escritor gallego y responsable de sus Obras completas.

Este volumen recoge los pensamientos diarios de un «nadador contracorriente» -como él se calificaba-, escritos durante de más de cuarenta años. Las anotaciones de sus viajes, los aforismos sobre su vida y sentir moral; las reflexiones sobre política o sobre la vida cotidiana e incluso algunos poemas inéditos, como explica la editorial que publica el libro, Galaxia Gutemberg-Círculo de Lectores, se incluyen en este sorpresivo libro. Así, el lector asistirá a la lectura de todo un testimonio de vida interior, intelectual y creativa, que ocupa parte del siglo XX, visto por alguien que fue un «adelantado de su tiempo», como dijo del autor de Fulgor el también poeta gallego Claudio Rodríguez Fer.

Para Andrés Sánchez Robayna, este nuevo libro «muestra -desde un costado interno- el testimonio de una aventura intelectual y creadora de extraordinaria relevancia en la literatura contemporánea, un texto excepcional en el que pensador y poeta se funden inextricablemente». Apuntes, anotaciones, pensamientos, esbozos de poemas que dan muestra de la existencia diaria del escritor, que también bebió de la mística y que decía que el poeta tiene que estar acostumbrado a no decir palabras, sino a oír lo que la palabra nos dice.

La pérdida del hijo

Valente, que eligió Almería para vivir los últimos años de su vida, cuando dejó de trabajar en Ginebra como funcionario internacional y traductor de la Unesco, en 1986, también vivió una experiencia muy dura con la pérdida de su hijo, una de las situaciones más dolorosas que sobrellevó cuando pudo escribir sobre ella.

«Es la memoria la que purifica la experiencia», dijo en una entrevista este poeta crítico y siempre «en la otra orilla», que nunca tuvo pelos en la lengua y repetía que la poesía que se hacía últimamente en España, «en general», era mala y estaba «muy segura de sí misma».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«Diario anónimo» resume 40 años de pensamiento de Valente