El videojuego «Angry Birds» se convertirá en una película de animación

COLPISA

En las oficinas finlandesas de la empresa Rovio están que se salen. Desde que en el 2009 los Angry Birds salieran de los cerebros de sus programadores dispuestos a comerse el mundo no han dejado de batir récords y de zarandear la industria del negocio de videojuegos. Ahora están dispuestos a desafiar los reinados de Mickey Mouse y Super Mario Bros. Nada parece frenar a estos furiosos pajarracos capaces de generar 250 millones de descargas en los más variados dispositivos.

Rovio ha comprado recientemente el estudio de animación finlandés Kombo con el objetivo de llevar Angry Birds al cine. De esta forma queda prácticamente descartada la participación de Pixar (Disney) y Rovio se lanza en solitario al negocio de la pantalla grande.

Y por si fuera poco, cuentan con un nuevo chico en la oficina: David Maisel, ex presidente de Marvel Studios y productor ejecutivo de largometrajes como Iron Man, Hulk, Capitán América o Thor. Su misión no es imposible: ayudar a desarrollar la estrategia de entretenimiento de la compañía.

La película no estará en los cines hasta dentro de unos tres años, pero la noticia ya ha generado una gran expectación entre sus fans.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El videojuego «Angry Birds» se convertirá en una película de animación