Lady Gaga vuelve a la carga con «Born This Way»

La excéntrica estrella del pop presenta el álbum más esperado de su carrera.

Dpa

Un abrigo transparente de placenta, un sujetador-metralleta o un vestido de carne cruda: estos y otros extravangantes accesorios han convertido a la neyorkina Stefani Germanotta en la excéntrica estrella del pop, icono de la moda y reina de Twitter Lady Gaga. Y mientras, ella intenta ser fiel al lema de aceptarse tal como es. De ahí que su nuevo disco, que sale a la venta el 23 de mayo, se llame precisamente Born This Way, nacida así.

Las expectativas crecen con cada aparición pública de esta joven cantante de 25 años. Su vestuario es cada vez más estridente y sus conciertos más controvertidos. No en vano, la revista Rolling Stone ha calificado su nuevo disco Born This Way como el álbum más esperado de 2011.

Lady Gaga anunció a sus fans una «boda de música electrónica con un importate, o quizá épico toque metal o rock'n'roll» y «ritmos martilleros», dijo citada por la publicación. El disco es la respuesta a muchas de sus propias preguntas sobre quién es y cómo mantener su identidad en una vida que oscila entre realidad y fantasía.

Ya antes de que su disco llegue a las tiendas de disco y iTunes, la diva del pop se ha encargado de generar expectación con el lanzamiento de algunos de sus singles. En el video musical de Judas aparece vestida de María Magdalena, sentada en una moto junto a un Jesús con corona de espinas, cantando su amor a Judas.

Muchos cristianos lo consideraron un insulto, pero ella afirmó que el tema no tiene contenido religioso. «Lo veo como una declaración social. Una declaración cultural. Es una metáfora», explicó.

La artista provoca y polariza con gran éxito. Pero mientras que sus actuaciones y conciertos traspasan siempre todas las fronteras, sus fans y los críticos cuestionan la originalidad de su música. Sus temas recuerdan demasiado al pop-dance europeo de los 80 y los 90.

«La mitad son imitaciones de Madonna. Pero eso forma parte del concepto. Los 'monstruos de la fama' no deben preocuparse por la originalidad», escribió un crítico de Rolling Stone sobre su álbum The Fame Monster. Y su hit Alejandro no es otra cosa que una «encantadora parodia de Abba», añadió.

Que el single que da nombre a su nuevo álbum, Born This Way, se parezca descaradamente a un tema de Madonna de los 80 no parece molestar demasiado a los 'pequeños monstruos', como Lady Gaga llama a sus fans. Para ellos, es más importante el mensaje de su ídolo de que se ha visto a sí misma toda su vida como una outsider. Y ella, que proviene de una familia italiana católica, quiere contribuir a la aceptación, sea el origen social o la orientación sexual. Ahora apuesta especialmente por la lucha contra el sida y en pro de los derechos de los homosexuales.

A Lady Gaga se la venera porque es distinta a todos los demás, y lleva esas diferencias con orgullo, como si fuera un cartel. Ha redefinido por completo las palabras «normal» e «imposible», y por el momento, resulta insuperable como icono de la moda y «performer».

La revista Forbes acaba de coronarla como la celebridad más influyente, desbancando a la reina del talk show, Oprah Winfrey.

Queda por ver si no sólo su personaje, sino también su música, hace historia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Lady Gaga vuelve a la carga con «Born This Way»