Al Fayed implica a la monarquía británica en la muerte de Lady Di

El padre de Dodi Al Fayed coproduce un filme fuera de concurso en el que implica a la familia real británica en la muerte de la princesa Diana de Gales.


Un documental coproducido por el multimillonario egipcio Mohamed Al Fayed titulado Unlawful killing (Ejecución ilegal) exhibido hoy en Cannes, fuera de concurso, implica a la monarquía británica en la muerte de la princesa Diana de Gales.

El filme, dirigido por Keith Allen, repasa el juicio celebrado en Londres por la muerte de Diana y Dodi Al Fayed (hijo del magnate egipcio) y ve en la monarquía del Reino Unido una motivación para conspirar en la muerte de la princesa.

«No espero que disfruten el filme», dijo Allen en la presentación del estreno mundial del documental en el que queda especialmente en entredicho la figura del esposo de la reina de Inglaterra, Felipe de Edimburgo.

En la cinta se acusa también a la prensa del Reino Unido, y concretamente a la BBC, de negligencia profesional en la cobertura del proceso judicial.

La película muestra fugazmente una fotografía en blanco y negro no difundida hasta el momento en la que se ve la cabeza de Lady Diana en el asiento trasero del vehículo en el que falleció el 31 de agosto de 1997, en París.

«No se trata de una conspiración antes del accidente, pero sí de una probable ocultación después del accidente», aseguró Allen en la en mismo acto.

Según las notas de producción que promocionan el documental, se trata de «la historia verdadera de la muerte violenta de la princesa Diana y Dodi Al Fayed y la posterior ocultación por parte del 'stablishmen' británico, que culminó (tras diez años de retraso) en una investigación en los tribunales Reales de justicia de Londres».

El filme muestra la entrevista en la que la exesposa del Príncipe Carlos de Inglaterra reconoció sus relaciones extramatrimoniales y donde reveló las malas relaciones que mantenía con el resto de la familia real.

Unlawful killing, que terminó de realizarse el pasado 9 de marzo tras tres años de producción, alude a la reciente boda del príncipe Guillermo, hijo de Diana y Carlos, con la ya princesa Catalina.

En el documental también se mencionan unos presuntos intereses de la industria del armamento en una eventual ocultación de datos sobre la muerte de Diana, quien en los meses previos a su muerte destacó por su participación en la campaña mundial contra las minas antipersona.

La película, que dura aproximadamente hora y media, incluye también una entrevista con Mohamed Al Fayed, en la que muestra la tumba donde reposa su hijo en unas propiedades suyas, y otras con juristas y psicólogos, así como con el actor Tony Curtis, amigo de Dodi, y con otros amigos de la princesa.

El director ha explicado que hizo que un falso reportero asistiera, mezclado con periodistas auténticos, a la cobertura del proceso en Londres y que, con los datos que éste obtuvo, ha intentado demostrar la presunta falta de profesionalidad de los medios británicos.

Allen ha destacado el hecho de que la prensa del Reino Unido ignorara la opinión del jurado en aquel juicio y culpara a los paparazzi del seguimiento del coche en el que viajaba la pareja y que se estrello en el túnel de Alma frente a la Torre Eiffel de París.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Al Fayed implica a la monarquía británica en la muerte de Lady Di