González Macho: «No hay soluciones milagro, pero daremos con la mejor forma»

El distribuidor y exhibidor, dueño de Alta Films y de los cines Renoir, ha reconocido que no tiene elementos para enjuiciar la Ley Sinde, que aún «son cuatro artículos sin desarrollar».


El recién elegido presidente de la Academia del Cine, Enrique González Macho, ha advertido en su primera comparecencia pública que «no hay soluciones milagro» para el cine español, aunque él y su equipo se comprometen a «dar con la mejor forma» de trasladar al público cómo funciona la industria.

En una multitudinaria rueda de prensa convocada en la sede de la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas, en Madrid, donde se votó esta mañana para elegir al nuevo presidente, el ganador, González Macho compareció acompañado por sus «números dos y tres», la actriz Marta Etura y la directora y guionista Judith Colell.

«Debemos dar una información cada vez más completa y más veraz sobre nuestra comunidad, lo que no quiere decir coartar la libertad de nadie, pero sí significa -ha señalado el nuevo presidente- poner encima de la mesa con toda honestidad cómo funciona la industria en Europa y en España».

Tanto el presidente, como las vicepresidentas, que respondieron durante tres cuartos de hora a las preguntas de los periodistas, se mostraron «orgullosos» de desempeñar esta tarea, «toda una aventura», para Etura, «un honor», para Colell, y «el colofón de una carrera» para González Macho.

Tras concretar que su primera misión al frente de la Academia será «conocer en profundidad» los entresijos de la institución, González Macho ha insistido en que, si bien internet dará lugar «sin duda» a un amplio debate, «desde luego no será 'el' debate», ya que en su opinión es un asunto que aún forma parte del futuro.

No obstante, ha recordado que él es el propietario de Filmin, una de las primeras páginas de pago españolas donde se pueden descargar películas: «mira si creemos en internet -ha dicho-, que somos los únicos locos que lo hacemos, y con unos resultados más que negativos. Sé de lo que hablo», ha precisado.

El distribuidor y exhibidor, dueño de Alta Films y de los cines Renoir, ha reconocido que no tiene elementos para enjuiciar la Ley Sinde, que aún «son cuatro artículos sin desarrollar», aunque ha concretado que él apoya la normalización del acceso del internauta a los productos de la red y del creador a cobrar por lo suyo.

Desde el punto de vista de Marta Etura, a quien observaba mezclado con la prensa su pareja, Luis Tosar, «se le está dando mucho bombo» a un asunto, que, en su opinión, «es fácil: la industria se tiene que adaptar y lo hará de la mejor manera posible, como lo ha hecho hasta ahora».

Tampoco es partidaria Etura de «convencer» a estrellas del cine español, como el director José Luis Garci -al que se echa más de menos en la Academia tras la incorporación hace unos días de los hermanos Agustín y Pedro Almodóvar-, porque «somos adultos y es una decisión personal. No hay que hacer esfuerzos que al final, crean diferencias», ha señalado la actriz.

Para el nuevo equipo directivo, las palabras clave en la nueva etapa son «transparencia», «comunicación», «honestidad» y «orgullo» en el sentido de «dar al cine español dentro la importancia y el prestigio que tiene fuera», ha apuntado Colell.

«Es muy duro -ha añadido González Macho- seguir oyendo eso de que 'tú eres un subvencionado'. Hay que explicar para que se entienda y luego cada uno que saque sus consecuencias, esa va a ser una de nuestras vías de trabajo: encuentros permanentes donde se hable con total libertad, donde nada se quede en el tintero, que se conozca bien cómo funciona la industria. Os vamos a dar trabajo», ha bromeado el nuevo presidente.

En ese sentido, González Macho ha agradecido la respuesta de la prensa -«yo diría incluso que estáis exagerando, pero exagerad, por favor», ha comentado- y ha señalado que no le preocupa no ser muy conocido por el gran público: «es el colectivo el que debe ser conocido; me importa que me conozca la profesión», ha zanjado.

La directora de «Elisa K» también aportado que nunca ha sentido la «politización» de la Academia en el pasado, sí cree en la necesidad de que las ideologías no cuenten, como sucede con el propio público.

González Macho ha desvelado que ni la ministra, Ángeles González-Sinde, ni su predecesor Álex de la Iglesia, le habían llamado o felicitado por el cargo, lo que en su opinión es síntoma de esa «apolitización» que él pide y proclama.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

González Macho: «No hay soluciones milagro, pero daremos con la mejor forma»